• MundoNews

Convertibilidad a la fuerza: el día en que el dólar alcanzó al euro

Por primera vez en 20 años la moneda europea cayó hasta cotizar con paridad 1 a 1 con la norteamericana. Las razones y las consecuencias que puede tener para la economía mundial.


Por Gabriel Michi


Parece increíble pero ya no habrá que hacer la cuenta que formulaban todos los ciudadanos en la que, en promedio, se estimaba un 20% el valor del Euro con respecto al Dólar. Es decir que por cada unidad de la moneda europea se necesitaba 1,20 dólares. Bueno, ahora, por primera vez en 20 años hay una convertibilidad de hecho entre ambos billetes. Un euro equivale a un dólar, tras una caída sin precedentes en la divisa europea. Esta histórica paridad tiene sus razones y también sus efectos.


Las dos monedas llegaron al mismo valor el martes 12 de julio de 2022, marcando un simbólico 1:1, que supone un descenso de 15% del euro en el último año. Las consecuencias directas e indirectas por la guerra entre Rusia y Ucrania son la principal causal de semejante escenario. Ese conflicto ha generado una disparada internacional de los precios del combustible y de la energía en general, pero también en los alimentos y otros bienes. Eso empujó a índices inflacionarios que hace años no se daban en varios países y una caída en el valor del Euro (en comparación al Dólar), como también en otras monedas como el Yen japonés o la Libra Esterlina del Reino Unido.


Esta situación acrecentó el temor en los mercados de una recesión económica en Europa, en un contexto de alta inflación y una creciente incertidumbre sobre la continuidad en el suministro de gas ruso, el mismo día en que -por cuestiones de mantenimiento- se cerró el principal gasoducto que garantizaba esa provisión a Alemania, el Nord Stream I.



La evolución histórica del Euro con respecto al Dólar.

La postal de esta paridad entre el Euro y el Dólar parece de ciencia ficción si se mira el pico de cotización de la moneda del Viejo Continente frente a la norteamericana, allá por 2008, en medio de la explosión de la burbuja inmobiliaria y financiera tras la caída de Lehman Brothers. En ese momento el Euro llegó a cotizar a 1,60 dólares. Y las postales de los ciudadanos europeos copando todos los centros turísticos en EE.UU. por las ventajas que esas diferencias significaban para ellos. Ese cambio ventajoso, reflejados en los precios de los hoteles, la comida y los productos que llevaban en sus valijas los europeos, hoy son una añorada postal para los habitantes de Europa. Ahora, la ecuación es la inversa y puede producir una invasión a la inversa, es decir, de miles de estadounidenses aprovechando el mayor valor de sus dólares para desembarcar en el Viejo Continente.


La decisión del Banco Central Europeo de mantener el valor de la tasa de interés también contribuyó a la depreciación del Euro. Como contrapartida el Tesoro norteamericano decidió fortalecer el ahorro el dólares. Pero sin duda la crisis energética en Europa, provocada por la invasión rusa en Ucrania es el principal factor que empujó a esta caída de su moneda.


La inflación en la Zona Euro llegó a su nivel más alto desde que comenzaron los registros: 8,6% interanual. Y encima, al tener que comprar su energía en dólares, eso hará más cuesta arriba la situación. La depreciación del Euro volverá más caro todo lo que se tenga que importar aunque podría favorecer las exportaciones europeas ya que sus productos se vuelven más baratos para el resto del Mundo. Pero el incremento del déficit de la balanza comercial puede agravar aún más la situación fiscal de Europa.


"Cada vez que el Dólar sigue apreciándose, nos cuesta más en euros comprar un barril de petróleo", explican los economistas europeos. Y el reflejo de eso se traduce también en protestas que se vienen sucediendo en distintos países por el incremento del precio del combustible, como de la energía en general. El cuadro se vuelve más complicado si se tiene en cuenta que 50% de las importaciones de la Zona Euro son en dólares.



El precio del combustible en Europa alcanzó sus máximos históricos por la guerra Rusia-Ucrania.


O sea, el panorama que se avecina para los países europeos es aún más complejo. Y, con su moneda por debajo del piso histórico en dos décadas, todo parece mucho más difícil. En un escenario de una convertibilidad forzada en la que hoy un Euro equivale a un Dólar. Algo que parecía imposible.

62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo