• MundoNews

Coronavirus: El día que explotó Formosa

La provincia estuvo 100 días sin ningún caso. Era la única en el país junto a Catamarca. Ahora en cuestión de horas se confirmaron 34 casos. Estalló en un centro de aislamiento donde había personas que llegaron desde otras provincias. Y ahora hay dudas sobre cómo se actuó.



Por Gabriel Michi

Un cumpleaños en el centro de aislamiento Juan Pablo II de Formosa. Varios de los participantes hoy están infectados



Pasaron 100 días. 100 días de un éxito envidiado por muchos. 100 días en que, mientras el Coronavirus explotaba en 22 de las 24 provincias argentinas, dos de ellas se mantuvieron indemnes, como en su momento lo contó MundoNews. Catamarca sigue en esa situación privilegiada. Pero en Formosa esa realidad cambió en forma radical. En cuestión de horas, de no tener ningún infectado, pasaron a confirmar 34. Y todo el esfuerzo hecho para evitar que el COVID 19, que había llegado a la Argentina el 3 de marzo no toque territorio formoseño, quedó ensombrecido por esta nueva realidad. Fue el día en que todo cambió. El día en que el Coronavirus explotó en Formosa.


El primer caso que conoció la provincia fue el de una médica de 36 años cuyo esposo es un enfermero universitario. Ambos fueron contratados para hacerse cargo de un hospital rural del interior de la provincia de Formosa, en Fortín Lugones, centro-oeste del territorio formoseño. Llegaron en ómnibus, pero aún no se hicieron los test al resto de los pasajeros que estuvieron en el mismo micro. El caso de la médica, oriunda de la localidad bonaerense de Quilmes, es considerado "importado" y fue asignado a su jurisdicción de residencia, es decir a la provincia de Buenos Aires.


El segundo caso que se conoció fue el de un joven estudiante universitario de 18 años que llegó a la provincia, como lo hicieron otros que desarrollan sus estudios de grado en otros lugares (por ejemplo, en Resistencia y Corrientes, pero también en Buenos Aires) y que fue puesto en cuarentena preventiva en el centro de aislamiento Juan Pablo II, perteneciente al Obispado de Formosa. Ese espacio fue equipado y rentado por el gobierno de Gildo Insfrán para esta función sanitaria.



El joven, que había llegado desde Buenos Aires el 30 de mayo, empezó a tener síntomas de Coronavirus recién al días 11 y terminó internado. Pero, según denunciaron varios jóvenes, las condiciones de ese "aislamiento" estaban lejos de ser tales. Y el contacto entre quienes estaban allí distaron mucho de cumplir con las medidas necesaria para evitar el contagio.


De hecho hay imágenes que grafican que las condiciones de confinamiento no cumplen con requisitos fundamentales en materia de aislamiento social. Se compartían lugares comunes u multitudinarios y, a pesar de que había quienes cumplían con el uso de barbijos, otros no lo hacían o al menos no lo concretaban en la dimensión que deberían utilizarse.



Dos imágenes que grafican la enorme congestión de personas en el centro de aislamiento Juan Pablo II.


A MundonNews llegó un video de uno de los jóvenes que estaba alojado en este centro de aislamiento y que va describiendo, con sus propios términos, la situación en la que viven en dicho lugar. Y las personas que resultaron infectadas por el Coronavirus mientras que estaban separados del resto de la sociedad en esta cuarentena pero que permanecían en estrecho contacto entre ellos.




Algunas de las imágenes del video que llegó a MundoNews que muestra las condiciones del "centro de aislamiento".


Es más, hasta hay fotos que documentan el festejo de cumpleaños con la participación de muchas personas y sin los debidos cuidados. De hecho, el 6 de junio, el diario La Mañana publicó una nota sobre un cumpleaños de un nene que se festejó dentro de ese complejo.




El joven en cuestión entró a la provincia “en un contingente que, luego de ser controlados en el punto de partida del ómnibus, en los controles conjuntos de la localidad de Mansilla -ingreso a la provincia por RN 11- y en la Unidad de Pronta Atención de la Contingencia, fueron ubicados en el Centro de Alojamiento Preventivo del Juan Pablo II”, según informó el gobierno local. Las autoridades también señalaron que “durante este tiempo transcurrido, se realizaron los controles sanitarios diarios habituales en cada uno de los Centros, sin que se hubiera manifestado síntoma alguno”. Pero la cosa cambió el 11 de junio cuando empezó con un dolor abdominal y diarrea. Por eso lo trasladaron al Hospital Distrital 8. Allí es "donde se lo aísla preventivamente y, si bien sus síntomas no están incluidos por protocolo nacional en la definición de 'caso sospechoso', se decide su hisopado dando positivo a Coronavirus”.


Como hay carreras que se no se dictan en la Universidad de Formosa, muchos estudiantes se van a cursarlas en casas de estudios de otros lugares del país. En especial, en la Universidad Nacional del Litoral, UNNE, en Resistencia (Chaco) y Corrientes, pero también en Buenos Aires, donde el virus está circulando con fuerza. El gobierno provincial hizo la gestión para ser trasladados de vuelta a su provincia y previo regreso a sus casas debían cumplir con el aislamiento en el centro Juan Pablo II.


En ese lugar había 178 personas alojadas cuando explotó el Coronavirus. Fue entonces que se decidió hacer 225 hisopados entre las personas alojadas en el centro de aislamiento y el personal que los asiste. En el términ