• MundoNews

¿El agua vale más que el oro?


Con una importancia central en el ser humano, este recurso se vuelve cada vez más escaso. Y el acceso se restringe. La aparición de una cotización en una Bolsa de EE.UU. generó debates. Y es una señal de lo trascendental que será para el futuro. El ejemplo de Chubut.



Por Facundo Jones (*) y Federico Michi (**)



Habitan el Planeta Tierra unos 7.700 millones de personas y se espera que esa cifra aumente

a 9.700 millones hacia 2050. Estamos ante un potencial incremento poblacional del 26% en

tan sólo 30 años y eso implica la necesidad de alimentar gente en un mundo de elevada

complejidad.


Actualmente, se estima que el 2,5% del agua disponible del planeta es agua dulce, de la cual

el 0,3% se encuentra en ríos, lagos y embalses, el 30% en aguas subterráneas y el resto en

forma de hielo en lugares de difícil acceso. La situación se agrava al poner en consideración

la evolución temporal de las reservas de agua dulce, con una disminución mundial del 28%

en los últimos 22 años a causa de la explotación no sustentable de cuencas hídricas.

El siguiente gráfico muestra el estrés de cuencas hídricas proyectada para 2040,

intensificando en color rojo los países con mayores dificultades.


Algunos datos resultan completamente alarmantes, como por ejemplo los casos de Emiratos

Árabes Unidos y Qatar, donde la disponibilidad de agua dulce per cápita se ha reducido en

un 82% en los últimos 22 años. Estas tendencias ponen de manifiesto un problema de escasez notable y preocupante del recurso.



El agua comenzó a cotizar en bolsa


Entonces, con una demanda en permanente expansión y una oferta en retroceso, el análisis