top of page
  • Foto del escritorMundoNews

El "espía" menos pensado

Detuvieron a Jack Teixeira, un joven oficial de la Fuerza Aérea estadounidense, por la mega filtración de información secreta que puso en riesgo los intereses de EE.UU. y sus aliados. Aún no se explican cómo pudo acceder a ese material. El llamativo perfil del sospechoso.



Por Gabriel Michi


El daño estaba hecho. Y fue muy alto. Desde conflictos de relaciones diplomáticas entre países amigos hasta obligados cambios de estratégias de combate en medio de una guerra. La megafiltración de documentos secretos de los Estados Unidos que se hicieron públicos en los últimos días produjo un verdadero terremoto a escala internacional. Y ahora se sabe quién es el responsable de eso. El FBI detuvo a Jack Teixeira, un joven oficial estadounidense de apenas 21 años, quien cumple funciones en el Departamento de Inteligencia de la Guardia Nacional Aérea. Lo acusan de estar detrás de la mayor fuga de material confidencial desde el escándalo de Wikileaks en 2010.


El joven se entregó sin oponer resistencia frente a un megaoperativo impresionante en el que rodearon su vivienda en North Dighton, Massachusetts. Lo imputan de ser el culpable de "la apropiación, retención y transmisión de información clasificada sobre defensa nacional”. ¿Por qué? Las pruebas indican que Teixeira era el responsable del chat en el que se filtraron los documentos confidenciales. En ese chat que se combina con unos juegos online este hombre compartió esos papers "top secret" con una veintena de personas. Los investigadores creen que lo hizo para mandarse la parte, intentando impresionar a sus amigos.



Uno de los documentos que filtró Teixeira.

Según se supo, el joven oficial había creado un grupo en la red social Discord, frecuentada por fanáticos de los videojuegos, al que solo se podía acceder por invitación. En este grupo, denominado Thug Shaker Central, se pasaban información sobre armas de fuego y memes racistas. Teixeira se identificaba con la sigla O.G. (Original Gangster) y tenía cierto liderazgo sobre el grupo ya que el resto eran menores que él. Aparentemente hace meses que empezó a filtrar esa información robada pero al principio era material copiado a mano e incluso eran papeles arrugados, como si los hubiese escondido entre sus ropas para sacarlos de la base donde desempeñaba sus tareas. Con el tiempo, el "espía" improvisado comenzó a fotografiar los documentos y subirlos a esa plataforma.


Como era un grupo tan cerrado y restringido esa filtración pasó desapercibida para las autoridades, hasta que un miembro de ese chat compartió material en otro espacio (pese a que Teixeira exigía que nadie lo haga) y entonces comenzó a circular peligrosamente. Así fue detectado. Y se lanzó una cacería contrareloj para atrapar al "topo". Cacería que derivó en la detención del joven militar.


The Washington Post accedió a un video en el que el joven está en un campo de tiro con un rifle y se lo escucha gritar una serie de insultos racistas y antisemitas antes de ejecutar uyba andanada de disparos. Eso podría complicar aún más a Teixeira si se comprueba algún motivo adicional para esa filtración. Como también el hecho de que en los chats de Discord, el joven oficial se jacta de estar revelando cosas que "el Gobierno no quiere que se sepan", lo que dejaría en claro que sabía lo ilegal de su procedimiento.



El caso sacudió al Pentágono.

Ahora lo que resulta muy polémico es que un oficial principiante, con rango muy bajo dentro de las Fuerzas Armadas y con casi ninguna experiencia, haya podido tener acceso a tanta información altamente clasificada, algo que sólo suele ser reservado para los altos mandos. El vocero del Pentágono, Pat Ryder, señaló que el Departamento de Defensa está revisando todo: “Debemos asegurarnos de que solo llegan a las personas que necesitan tenerlos. Existen reglas. Cada uno de nosotros firma un acuerdo por el que se compromete a no divulgar información. Este es un acto delictivo, una violación a sabiendas”.


Según el fiscal general de los Estados Unidos, Merrick Garland, "Teixeira se enfrentará a cargos en virtud de la Ley de Espionaje". Esta norma (18 U.S.C. 793) tipifica como delito "las sustracciones o transmisiones no autorizadas" de documentos relacionados con la defensa nacional y pueden significarle una condena de hasta 10 años de prisión.


Como informó MundoNews en su nota "Una filtración muy peligrosa", los documentos divulgados dejan al desnudo no sólo cómo EE.UU. espía a sus enemigos (por ejemplo, Rusia) sino también a sus aliados (Ucrania, Corea del Sur, Israel). Y en particular contienen datos de la Inteligencia estadounidense que adelantan cuestiones estratégicas que obligaron, por ejemplo, a Volodymyr Zelensky a cambiar sus planes bélicos contra los rusos.


El tema puso los pelos de punta a las autoridades estadounidenses. Desde el Pentágono lo caratularon como “un riesgo muy grave para la seguridad nacional”. Y no es para menos. De hecho le generó muchos problemas con países "amigos" y puso en riesgo a fuentes e informantes infiltrados en territorios muy peligrosos. Algunos de esis documentos estaban consignados con la leyenda “NOFORN”, con la que se identifica a la información que es tan comprometida que no debe compartirse con extranjeros, aunque sean aliados.


El presidente Joe Biden señaló: “Me preocupa que haya ocurrido” . Sin embargo quiso sacarle dramatismo argumentando que “no hay nada actual de lo que tenga noticia”. Perolos datos de los planes de incusiones militares ucranianas en territorio ruso o la supuesta intervención del Mossad (servicio de Inteligencia israelí) en las marchas contra Benjamin Netanyahu, muestran que sí era documentación confidencial de hechos recientes. Algo que complica a la principal potencia del Mundo y mucho más al "espía" menos pensado.



Commenti


bottom of page