• MundoNews

Más enfermos y más pobres

Por primera vez en 20 años, la pobreza aumenta en el Mundo. La causa: la Pandemia de Coronavirus. Ya hay 100 millones de personas que cayeron en la mayor vulnerable. Para 2021 serán 150 millones La situación es particularmente grave en Latinoamérica. El caso argentino.



Por Gabriel Michi


En un Mundo donde la desigualdad es la madre de todos los males, apareció una Pandemia que no hizo otra cosas que agravar esas diferencias y poner una lupa gigante sobre ellas. Pero también empujó hacia los márgenes a millones de personas. Y frenó una tendencia y puso marcha atrás en materia de pobreza. Por primera vez en 20 años ésta aumentará y en particular aquella considerada "extrema". Si bien el factor determinante es consecuencia de la propagación del COVID 19, también se cuelan los efectos del cambio climático y los conflictos armados en distintos lugares del Planeta. Así lo señala un informe del Banco Mundial (BM),


Sólo a raíz del Coronavirus, el BM considera que entre 88 millones y 115 millones de personas caerán en la pobreza extrema 2n este 2020. Y la cifra total alcanzará a 150 millones en el 2021. Según el "Informe sobre pobreza y prosperidad compartida" del organismo la pobreza extrema (con un ingreso menor a 1,9 dólares diarios) afectaría a entre un 9,1 % y un 9,4 % de la población mundial: entre 693 y y 710 millones de personas. Eso significa que hubo una regresión a tres años atrás. a 2017, cuando para este 2020 se esperaba, si no hubiese llegado la Pandemia, que la pobreza extrema se reduciría al 7,9%.


De acuerdo al presidente del Grupo Banco Mundial,  David Malpass, el cuadro es dramático: "A causa de la Pandemia y la recesión mundial, más del 1 % de la población del mundo caerá en la pobreza extrema. A fin de superar este duro revés para el avance del desarrollo y la reducción de la pobreza, los países deberán prepararse para una economía diferente tras la COVID permitiendo que el capital, la mano de obra, el personal especializado y la innovación se trasladen a nuevos sectores y empresas". También señaló que el BM y sus distintos instrumentos financieros "ayudará a los países en desarrollo a reanudar el crecimiento y a responder a los efectos sanitarios, sociales y económicos de la COVID-19, al tiempo que trabajan en aras de una recuperación sostenible e inclusiva". 



Si bien es de suponer que muchos de los nuevos pobres estarán en aquellas naciones donde ya había elevadas tasas en la materia, el BM señala que el 82% de los nuevos pobres se darán en países de ingresos medios. Y, en particular se concentrarán en zonas urbanas, donde la pobreza extrema se hará más extendida







Entre 2015 y 2017, 52 millones de personas en el Mundo habían logrado salir de la pobreza. Eso significó un desaceleramiento de lo que venía ocurriendo: antes de esas fechas la pobreza se reducía un 1% anual (desde 1990 a 2015) y en esos años (2015-2017) esa disminución sólo fue el 0,5%.


En el Planeta hay cerca de un 10% de la población que sobrevive con menos de US$ 1,9 por día. El 25% vive con menos de USD 3,20, y más del 40 % de los habitantes del mundo (casi 3300 millones de personas) se sitúa por debajo de la línea de USD 5,50. 



El Banco Mundial también analiza lo que denomina "prosperidad compartida", que sería el crecimiento de los ingresos del 40 % más pobre de la población de un país. Por efectos de la Pandemia ese índice no sólo se estancará sino que retrocederá. Y eso hará que los pobres sean aún más pobres que antes de la aparición del COVID 19 y sus consecuencias sociales. Y, es muy probable, que eso se extienda por más tiempo dada las secuelas que dejará esta crisis de escala planetaria.


Según el documento del organismo "la crisis de la COVID-19 puede desencadenar ciclos de mayor desigualdad de ingresos, menos movilidad social entre los grupos vulnerables y menos resiliencia frente a futuras conmociones". Por eso es que el BM pide a los países que haga todos sus esfuerzos para que se pueda retornar lo antes posible al sendero de reducción de la pobreza que se venía transitando y promete destinar ayudas por "US$ 160.000 millones en asistencia financiera durante un período de 15 meses para ayudar a más de 100 países a proteger a los sectores pobres y vulnerables, respaldar a las empresas e impulsar la recuperación económica"




La situación en Latinoamérica y Argentina


Si el Mundo está sacudido por la Pandemia del Coronavirus y con el incremento de la pobreza, en Latinoamérica la situación no es muy distinta sino que es aún más grave. Las condiciones de la región más desigual del Planeta se profundizaron por las consecuencias del COVID 19. El cálculo es demoledor: la situación dejará a 45 millones de personas en la región sumergidas en la pobreza, totalizando unas 231 millones debajo de ese umbral. Y, lo que es aún peor, habrá otros 28 millones de ciudadanos que desembocarán en la pobreza extrema, completando un "ejército" de desclasados de 96 millones de latinoamericanos.








Para la Comisión Económica para América Latina el aumento en la tasa de pobreza de 7,1 puntos porcentuales. La CEPAL señala que "es la región más desigual del mundo y también la más urbanizada entre las regiones en desarrollo, lo que expone a una parte importante de la población al contagio en condiciones de desprotección. La pandemia irrumpe en la región en un escenario económico, social y político complejo, en un contexto de bajo crecimiento, elevados niveles de informalidad laboral, aumentos de la población en situación de pobreza y pobreza extrema, desaceleración del proceso de reducción de la desigualdad y expresiones de malestar y protestas ciudadanas”.


En el caso de la Argentina, las consecuencias de la Pandemia también se hicieron sentir con fuerza. En el primer semestre de este 2020, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Cesos (INDEC) la pobreza subió un 5,5% con respecto al mismo período de 2019: pasó del 35,4% al 40,9%. Y si se tiene en cuenta sólo el segundo trimestre del 2020, cuando los efectos de la crisis por el Coronavirus ya estaban a pleno, la pobreza se ubicaría en el 47% Esa situación se agrava aún más entre los niños, donde 6 de cada 10 hoy son pobres. En este escenario, hoy en la Argentina hay un total de 18,5 millones de pobres y 4,7 millones de indigentes. Y 2,6 millones de personas cayeron bajo la línea de pobreza y 1,3 millones bajo la línea de indigencia en este escenario pandémico.

16 vistas

Suscripción al Newsletter

  • Instagram
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • YouTube