• MundoNews

Marcha atrás con la "nueva normalidad" en varios países

Por el incremento de casos de COVID 19 a raíz de la peligrosa cepa Delta, distintas naciones o ciudades, que habían avanzado con el fin de las restricciones y hasta la eliminación del barbijo, debieron retroceder. Israel, Australia y Reino Unido son sólo algunos ejemplos. En Argentina se limitó el ingreso de personas al país con un cupo diario de 600 viajeros.


Por Gabriel Michi




La alegría duro poco. Fue como un espejismo. En cuestión de días se esfumó. Y es que el Coronavirus no da tregua. Y, cuando alguien decide bajar la guardia, vuelve a atacar con fiereza. Las mutaciones y en particular la irrupción mundial de la cepa Delta (que tuvo sus orígenes en la India), no permite que nadie se relaje. Y eso quedó en evidencia en algunos países que habían decidido empezar algunas de las medidas restrictivas y, ahora, ante un nuevo crecimiento de los contagios de COVID 19, se ven obligados a dar marcha atrás. Pese a que algunos de ellos ya tienen muy avanzado su plan de vacunación. la contagiosidad de esa nueva variante (muy superior a las anteriores) está obligando a retrotraer los sueños de ese camino a la "nueva normalidad" al que muchos se habían abrazado.







iSRAEL


El caso más emblemático es el de Israel. País que se colocó a la vanguardia mundial en materia de vacunas y que en los últimos días dio marcha atrás con el fin del uso de barbijos en espacios cerrado, algo que había anunciado con bombos y barbijos apenas una sema atrás, con imágenes que se viralizaron de un grupo de alumnos festejando con total algarabía la novedad que les daba su maestra sobre que ya no tenían que seguir utilizando las mascarillas en clases. Ahora eso quedó como una postal antigua.


El caso de un niño que, tras regresar de un viaje con su familia, no guardó la cuarentena obligatoria y volvió al aula con sus compañeros, fue clave. En su escuela en la ciudad de Binyamina se contagiaron 44 estudiantes y debieron aislar preventivamente a más de 1.000 personas. Así fue la multiplicación geométrica y todos lo asignan -más allá de la irresponsabilidad ciudadana de esa familia- a la beligerancia y contagiosidad de la cepa Delta de COVID 19, la que más preocupa en toda la Tierra y de la que la propia OMS viene alertando ya que considera que en poco tiempo se convertirá en dominante a escala planetaria, tal como lo informó MundoNews.


En Israel, la reimposición de las mascarillas no alcanza a los menores de 7 años, personas con discapacidad, aquellos que estén solos en el lugar cerrado, los empleados que trabajen en un mismo espacio y quienes realicen una actividad deportiva al aire libre. El país, que tiene vacunada con al menos una dosis al 65% (60% con el esquema completo y 5% parcialmente) de su población, ve con preocupación la aparición de contagios, sobre todo en escuelas de Binyamina y Modiin.





REINO UNIDO


Otro país que tiene muy avanzado el esquema de vacunación y que, sin embargo, aparece acorralado por la cepa Delta es el Reino Unido que está registrando contagios a niveles no visto desde hace meses. Por ejemplo, el 28 de junio llegó a contabilizar 23.000 nuevos casos de COVID 19 en un solo día, algo que no ocurría desde el pasado 30 de enero, cuando salía de la tercera y más peligrosa ola desde el inicio de la Pandemia. El cálculo de las autoridades británicas es que entre el 90 y el 96% de los nuevos caos que se registran tienen que ver con la cepa Delta. Y preocupa aún más porque, teniendo vacunada al menos al 65% de sus habitantes, esta variante aparece con frecuencia aún entre los inoculados.






Pese a ese creciente número de contagios el fin de semana del 26 y 27 de junio hubo multitudinarias marchas en las calles de Londres contra la extensión de las restricciones que aún quedan hasta finales del mes de julio. Muchos de los manifestantes no llevaban barbijos y algunos expresaban incluso su rechazo a las vacunas al grito de "Libertad".






AUSTRALIA