• MundoNews

Fertilidad: La ciencia argentina conquistó Silicon Valley

Un equipo de investigadores del CONICET, encabezados por Gabriela Gutiérrez, descubrió el vínculo entre ciertos problemas intestinales y los casos graves de infertilidad en mujeres. Además, desarrollaron un test no invasivo y un tratamiento a base de dietas, vitaminas y probióticos para que aquellas que fracasaron en todos los intentos puedan llegar finalmente a la maternidad, con una efectividad del 75%. Hoy lograron el interés de cerebros e inversores de la Meca del conocimiento y lanzaron la empresa Microgénesis Corporation. Y van por más.



Por Gabriel Michi



Gabriela Gutiérrez y Agustina Azpiroz, dos científicas argentinas y un proyecto que desembarcó en Silicon Valley.


La ciencia argentina hace pie en Silicon Valley. Y lo hace con descubrimientos revolucionarios en una materia muy sensible: la lucha contra la infertilidad. Un equipo de investigadores encabezado por Gabriela Gutiérrez ha logrado interesar a ciertos cerebros de la Meca de las nuevas tecnologías, el conocimiento y los desarrollos más avanzados en distintas áreas. Después de años de estudios, con el apoyo del CONICET, estas científicas descubrieron el vínculo entre la infertilidad severa de mujeres -que han visto fracasar una y otra vez distintos tratamientos de reproducción asistida- y ciertos problemas intestinales. Y encima encontraron la forma de que se pueda llegar a esa evaluación con métodos no invasivos, a través de un sencillo hisopado que se puede realizar la propia mujer que desea ser madre y no puede. Y algo quizás aún más promisorio: lograron llegar a un tratamiento en base a suplementos dietarios y probióticos personalizados que arrojaron una efectividad contundente: el 75% de las mujeres cuyos cuadros de infertilidad parecían irremediables, lograron su sueño de maternidad.

Semejante descubrimiento despertó la atención de grandes popes de la incubación de empresas innovadoras en Silicon Valley (San Francisco, EEUU) que llegaron a reabrir concursos que ya estaban cerrados para que el proyecto MICROGENESIS ingrese a su radar de acción y empujen el financiamiento necesario para que ese sueño llegado desde el sur de América, desde la República Argentina, pueda hacerse realidad y empezar a conquistar el principal "mercado" del Mundo en materia de fertilización asistida: el de los Estados Unidos. Pero, además, con una proyección hacia todo el Planeta.


Hoy ya tienen la casa matriz de la empresa MICROGENESIS asentada en EEUU y mantiene como subsidiarias a las de Argentina y España. Empezaron siendo 3 socios fundadores y consiguieron tres inversionistas importantes para solventar el emprendimiento donde también participan un equipo de Investigación y Desarrollo en nuestro país y dos equipos operativos, uno en España y otro en EE.UU. Y están a la caza de más inversores, que seguramente en poco tiempo llegarán por lo revolucionario de sus descubrimientos.



Silicon Valley. Gabriela y Agustina, de MICROGENESIS, con el equipo de IndieBio, la principal incubadora del Mundo


Habla la ciencia