• MundoNews

El mejor regalo en la cuarentena

Actualizado: 6 de may de 2020

Julieta Noguera cumplió sus 15 años y no podía festejarlo por el Aislamiento Social. Pero sus padres le prepararon una gran sorpresa: todos los vecinos de su barrio en San Juan y de otros cercanos subieron a sus terrazas para cantarle el "feliz cumpleaños". Y un músico también le dedicó sus canciones favoritas. El ingenio pudo más que el confinamiento.


Por Gabriel Michi

Julieta Noguera cumplió 15 años y la terraza de su casa en San Juan fue el epicentro de varias sorpresas.


En tiempos de cuarentena aparecen muchas dificultades y frustraciones. Por ejemplo, la de todos aquellos que tenían planificado un casamiento, una celebración o la ilusión que siempre rodea a las jóvenes que cumplen 15 años. Esos planes se derrumbaron como un castillo de naipes, y junto con ese derrumbe, emergió la tristeza de sus protagonistas. Sin embargo, cuando se cuela la creatividad, la inventiva y sobre todo los buenos sentimientos, se puede eludir incluso todos esos obstáculos. Y, como el Ave Fénix resurge de las cenizas de esas ilusiones frustradas, están quienes se movilizan para ayudar a que esos sueños se hagan realidad.



Julieta saludó a los vecinos que le dieron la sorpresa

Esta es la historia de lo que pasó en la provincia de San Juan. Julieta Noguera cumplió sus 15 años el sábado 18 de abril. El “Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio” la alejó de la posibilidad de festejar su tan esperado cumpleaños con sus amigos y gran parte de su familia. Pero tuvo una gran sorpresa. La parte de su familia que vive con ella (su padre, Enrique Noguera, su madre Andrea Redondo y sus dos hermanos menores, Naya -13- y Nahuel -9-) no se iba a amilanar con el contexto de cuarentena que se vive en la Argentina en estos tiempos de Coronavirus. Y armó su fiesta sorpresa en la terraza de su casa. La música estuvo a tono con el festejo pero la cosa no quedó allí. Desde las azoteas sus vecinos se sumaron a la movida y también agasajaron a Julieta. Y, por supuesto, le cantaron el “feliz cumpleaños”. De terraza a terraza.







Previo a eso, hubo una gran organización secreta para tomarla por sorpresa. Fueron cómplices decenas de vecinos que evitaron dejar pistas en las redes sociales para que la agasajada no descubra lo que estaban orquestando sus padres. Silencios cómplices. Y una coordinación eficaz de decenas de personas, todas "complotadas" en darle el mejor regalo en cuarentena a esta joven muy querida en ese lugar.