• MundoNews

Brasil: la amenaza global

La desastrosa política sanitaria de Bolsonaro llevó al gigante de Sudamérica a un colapso en su sistema de salud y a ser el segundo país del Mundo con más muertos por COVID 19, sólo detrás de los EE.UU.. Hoy, cada día, lo supera en cantidad de casos y fallecidos. Especialistas internacionales alertan sobre el peligro hacia sus vecinos y el resto de la Humanidad.



Por Gabriel Michi



"Somos un ejemplo para el Mundo", dijo sin sonrojarse. El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no tuvo empacho de lanzar semejante aseveración a la que lo contradice la propia realidad. El gigante de Sudamérica no sólo atraviesa el peor momento frente al COVID 19, sino que es considerado el epicentro de la Pandemia a nivel mundial. Hoy el 23% de las muertes que ocurren en el Planeta por Coronavirus se dan en Brasil, pese a que ese país tiene el 2,8% de población. Y el 15% de los nuevos contagios también aparecen en territorio brasileño.


Promediando el mes de marzo, Brasil superó los 2.200 muertes diarias, con una media semanal de más de 1.700 fallecidos cada jornada. Y, con eso superó en el registro diario, nada más y nada menos, que al propio Estados Unidos, país que tiene 330 millones de habitantes, es decir 120 millones más de los 210 que tiene Brasil. Si bien la potencia norteamericana sigue liderando a nivel mundial la cantidad de contagios (con casi 30 millones de casos desde el inicio de la Pandemia) y de fallecidos (más de 530.000), el país gobernado por Bolsonaro también lo superó en la cantidad de casos nuevos que se registran cada día.




Pese a los dichos de Bolsonaro, el mundo científico lo contradice. Un trabajo hecho por expertos australianos del Instituto Lowy llegó a la conclusión que Brasil es el país que peor administro la Pandemia en todo el Mundo. Un total de 98 naciones fueron puestas bajo la lupa. Mientras Nueva Zelanda encabezó la nómina de los que enfocaron correctamente su respuesta de políticas sanitarias contra el COVID 19, el gigante sudamericano se ubicó en el peor lugar, del otro lado de la lista. Lo acompañaron México, Colombia, Irán y Estados Unidos.


Y los datos duros que surgen de la realidad brasileña parecen darle la razón a las científicos. Así, el epidemiólogo Pedro Hallal, de Rio Grande do Sul, uno de los Estados más afectados y con su sistema de salud al borde del colapso, señaló: "Brasil se está convirtiendo en una amenaza para la salud pública global".


Hoy, en 25 de las 27 capitales del país las camas ocupadas en las UCI superaron el 80%. Y en más de la mitad de esas ciudades, se pasó el 90% de ocupación. Es más, en varios lugares ya no hay camas en las terapias intensivas y han tenido que improvisar algunas en otras salas o, incluso, en ambulancias. En algunas localidades del interior de San Pablo, ya hay decenas de personas que fallecieron ante la imposibilidad de conseguir una cama de las UCI. El epidemiólogo Pedro Hallal, en declaraciones a la BBC, sostuvo: "Aquí en el sur de Brasil, la situación se está poniendo realmente mala, superamos el 100% de la ocupación en las unidades de cuidados intensivos. La gente se siente abandonada por el gobierno federal".