top of page
  • Foto del escritorMundoNews

Como en el far west: una inusual invasión de plantas rodantes sitió una ciudad de EE.UU.

Actualizado: 5 mar

Jordania, una urbe de Utah, quedó paralizada bajo un manto de esos arbustos, famosos en westerns y películas de terror. Los arrastró el viento y taparon rutas, calles, negocios y casas.


Por Gabriel Michi



No era una película del far west. Ni tampoco una de terror. Pero podría serlo. Las imágenes de los arbustos rodantes recorriendo las calles de una ciudad de EE.UU. y prácticamente sitiándola, con pobladores esquivando el avance de esas bolas pinchudas, emularon ficciones del séptimo arte, pero en la vida real. La insólita situación se dio en Jordania, un poblado que se encuentra al sur de la capital de Utah, Salt Lake City y paralizó a sus pobladores y todas las actividades: La invasión fue tal que muchos de sus habitantes quedaron varados en sus hogares, sin poder salir por el peligro que esto representaba o porque directamente obstruían y tapaban sus salidas.





Casas, comercios, vehículos, calles y rutas quedaron tapadas de estas plantas que, arrastradas por vientos arremolinados (con ráfagas de más de 100 kilómetros por hora), tomaron la ciudad y le ocasionaron serios daños materiales, además de voltear varios árboles. Pero lo que más sorprendió a los locales fue la cantidad de esos fardos espinosos. John Young, habitante del lugar, señaló: "En el pasado hemos tenido algunas plantas rodadoras, pero nada como esto. Es absolutamente una locura".


Los fuertes vientos arrastraron a las plantas rodantes cientos de kilómetros antes de llegar a Jordania y se acumularon en verdaderos bloque de hasta 10 metros de altura que impactaban y obstaculizaron por horas todo movimiento. Sólo después de que el vendaval amainó, los trabajadores públicos pudieron salir a las calles para retirar con retroescavadoras la inusual e incómoda plaga.



"Estepicursor", "planta o arbusto rodante o rodadora", "cardo ruso", son algunos de los nombres más comunes que recibe esta especie vegetal. También se la llama "barrilla", "albarrilla", "salicor", "salicornio", "rodamundos", "bruja", "capitana", "cachanilla", "salsola", "rodapaja" y en inglés, "tumbleweed", de acuerdo adonde se la mencione.


Esta planta, tan famosa por los western, tiene hojas en forma de aguja y puede crecer hasta más de un metro de altura. Luego se desprende de su raíz y es así donde el viento las arrastra de un lado a otro. Aunque la planta está muerta, dispersa semillas vivas mientras cae, lo que le permite propagarse en forma prolífica. No es el único arbusto que se desprende de su raíz: hay una gran variedad de plantas que se caracterizan por desprender el tallo aéreo de la raíz una vez que madura y se seca. A partir de allí se desprenden sus semillas que van liberándose con cada golpe de la planta contra el piso cuando es arrastrada por el tiempo. Y germinan al llegar a lugares húmedos.


Estos cardos son originalmente nativos de Europa y Asia, pero se diseminaron por otras partes del mundo, incluyendo América del Sur. Suelen encontrarse en zonas áridas y semiáridas. Se la considera una especie peligrosa: es altamente inflamable, y en días ventosos, puede contribuir a la rápida propagación del fuego en épocas de incendios forestales como los que han explotado por el cambio climático. Son altamente invasivas, que desplazan y compiten por los recursos con plantas nativas. También son una amenaza para el ganado ya que sus espinas pueden ocasionar lesiones en la boca y el tracto digestivo de los animales. Y, en el caso de personas, también pueden lastimarlas como de hecho ocurrió en las últimas horas en Jordania, la ciudad de EE.UU. invadida por una inusual manta de plantas rodantes. Como en un western o una película de terror. Pero en la vida real.





Comments


bottom of page