• MundoNews

El sueño de la nueva normalidad ya es realidad en varios países

Israel, Francia y España se sumaron a la lista de aquellos que regresan de a poco a una vida sin mayores restricciones. Lo hacen gracias al avance de la vacunación contra el COVID 19. El fin de las mascarillas en lugares abiertos (y en algunos cerrados) y a ciertas limitaciones al distanciamiento social, entre las medidas. En Nueva York hubo festejos ante los cambios.


Por Gabriel Michi


París, Nueva York, Madrid, Jerusalén... ciudades que recuperan de a poco la "normalidad" tras meses de restricciones.

Impensado hace dos años. Impensado hace un año. Por diferentes razones. Por realidades opuestas. Hace dos años nadie hubiese siquiera imaginado que la llegada de una Pandemia pudiera cambiar tanto la vida del Mundo. Ni siquiera era imaginable una Pandemia. No figuraba en ningún radar. Y menos, lo que podría llegar: cuarentena, restricciones, toques de queda, barbijos obligatorios... Y, lo peor de todo, muchos muertos. Hace dos años todo eso era impensado. Como también era impensado hace un año el imaginar que hoy se pueda empezar a transitar una "nueva normalidad" en algunas ciudades del Planeta que hasta hace poco tenían sus camas de Cuidados Intensivos saturadas de pacientes debatiéndose entre la vida y la muerte a causa del COVID 19. Y eso está pasando. Increíblemente. Hoy en París, Nueva York, Madrid o Jerusalén se comienza a recorrer el camino a esa "nueva normalidad" que implica -sabiendo toda el agua y el dolor que corrió bajo el puente- volver a transitar una vida un poco más parecida a lo que fueron los tiempos pre-pandemia. Aunque nada será igual.


Cada día, a fuerza del aumento en la cantidad de vacunados y, con ello, el descenso de los contagios y muertes por COVID 19, más países se suman al fin de las restricciones impuestas para frenar al Coronavirus. Y plantean escenarios de "nueva normalidad" que tienen como ejemplo más simbólico la posibilidad de prescindir del uso obligatorio del barbijo o mascarilla, sobre todo en espacios al aire libre. Así países como Israel, Australia, Estados Unidos y varias naciones europeas (Francia, Reino Unido, Polonia, Hungría, Dinamarca, Alemania, Suiza, Austria, entre otros) ya avanzaron en ese sentido. Y próximamente se agregarán varios más.


En el caso de Francia, el gobierno de Emmanuel Macron anunció el martes 15 de junio que el uso de la mascarilla ya no será obligatoria en el exterior. Hay excepciones, claro: en el caso de que esos lugares estén muy atestados de personas. Tampoco se puede prescindir del barbijo en los transportes públicos, las colas o los estadios. Por otro lado, también se acaba el toque de queda. Eso ocurrirá a partir del domingo 20 de junio, después de casi 8 meses en que se puso en vigencia aquel 30 de octubre de 2020. Si bien sigue habiendo limitaciones en el ingreso a los locales comerciales y otros espacios cerrados, las terrazas de bares y restaurantes ya están abiertas al público.


La razón del fin de estas restricciones tiene que ver con el avance de la campaña de vacunación y, con ello, en la baja de la tasa de contagios y muertes por COVID 19. En cuanto a las vacunas, al momento del anuncio de estas mayores libertades, Francia ya había inoculado al 23% de su población en forma completa y el 46% recibió al menos una vacuna. En total aplicó 45 millones de dosis en un país que cuenta con 66 millones de habitantes.


Después de haber tenido un pico el 6 de noviembre de 2020 de 60.000 contagios diarios en la segunda ola y de 85.000 contagios en una jornada el 8 de abril de 2021 en plena tercera ola, hoy Francia tiene un promedio de 3.000 nuevos casos por día. En cuanto a las muertes: el pico de la primera ola fue el 15 de abril de 2021 con casi 1.500 en un día, el tope en la segunda ola fue el 10 de noviembre con 1.200 en una jornada y alrededor de 900 fallecidos el 26 de marzo de 2021 cuando se desataba la tercera ola, ahora las defunciones diariamente se ubican cerca de las 50.