• MundoNews

El sueño de la nueva normalidad ya es realidad en varios países

Israel, Francia y España se sumaron a la lista de aquellos que regresan de a poco a una vida sin mayores restricciones. Lo hacen gracias al avance de la vacunación contra el COVID 19. El fin de las mascarillas en lugares abiertos (y en algunos cerrados) y a ciertas limitaciones al distanciamiento social, entre las medidas. En Nueva York hubo festejos ante los cambios.


Por Gabriel Michi


París, Nueva York, Madrid, Jerusalén... ciudades que recuperan de a poco la "normalidad" tras meses de restricciones.

Impensado hace dos años. Impensado hace un año. Por diferentes razones. Por realidades opuestas. Hace dos años nadie hubiese siquiera imaginado que la llegada de una Pandemia pudiera cambiar tanto la vida del Mundo. Ni siquiera era imaginable una Pandemia. No figuraba en ningún radar. Y menos, lo que podría llegar: cuarentena, restricciones, toques de queda, barbijos obligatorios... Y, lo peor de todo, muchos muertos. Hace dos años todo eso era impensado. Como también era impensado hace un año el imaginar que hoy se pueda empezar a transitar una "nueva normalidad" en algunas ciudades del Planeta que hasta hace poco tenían sus camas de Cuidados Intensivos saturadas de pacientes debatiéndose entre la vida y la muerte a causa del COVID 19. Y eso está pasando. Increíblemente. Hoy en París, Nueva York, Madrid o Jerusalén se comienza a recorrer el camino a esa "nueva normalidad" que implica -sabiendo toda el agua y el dolor que corrió bajo el puente- volver a transitar una vida un poco más parecida a lo que fueron los tiempos pre-pandemia. Aunque nada será igual.


Cada día, a fuerza del aumento en la cantidad de vacunados y, con ello, el descenso de los contagios y muertes por COVID 19, más países se suman al fin de las restricciones impuestas para frenar al Coronavirus. Y plantean escenarios de "nueva normalidad" que tienen como ejemplo más simbólico la posibilidad de prescindir del uso obligatorio del barbijo o mascarilla, sobre todo en espacios al aire libre. Así países como Israel, Australia, Estados Unidos y varias naciones europeas (Francia, Reino Unido, Polonia, Hungría, Dinamarca, Alemania, Suiza, Austria, entre otros) ya avanzaron en ese sentido. Y próximamente se agregarán varios más.


En el caso de Francia, el gobierno de Emmanuel Macron anunció el martes 15 de junio que el uso de la mascarilla ya no será obligatoria en el exterior. Hay excepciones, claro: en el caso de que esos lugares estén muy atestados de personas. Tampoco se puede prescindir del barbijo en los transportes públicos, las colas o los estadios. Por otro lado, también se acaba el toque de queda. Eso ocurrirá a partir del domingo 20 de junio, después de casi 8 meses en que se puso en vigencia aquel 30 de octubre de 2020. Si bien sigue habiendo limitaciones en el ingreso a los locales comerciales y otros espacios cerrados, las terrazas de bares y restaurantes ya están abiertas al público.


La razón del fin de estas restricciones tiene que ver con el avance de la campaña de vacunación y, con ello, en la baja de la tasa de contagios y muertes por COVID 19. En cuanto a las vacunas, al momento del anuncio de estas mayores libertades, Francia ya había inoculado al 23% de su población en forma completa y el 46% recibió al menos una vacuna. En total aplicó 45 millones de dosis en un país que cuenta con 66 millones de habitantes.


Después de haber tenido un pico el 6 de noviembre de 2020 de 60.000 contagios diarios en la segunda ola y de 85.000 contagios en una jornada el 8 de abril de 2021 en plena tercera ola, hoy Francia tiene un promedio de 3.000 nuevos casos por día. En cuanto a las muertes: el pico de la primera ola fue el 15 de abril de 2021 con casi 1.500 en un día, el tope en la segunda ola fue el 10 de noviembre con 1.200 en una jornada y alrededor de 900 fallecidos el 26 de marzo de 2021 cuando se desataba la tercera ola, ahora las defunciones diariamente se ubican cerca de las 50.





Por su parte, el Gobierno español de Pedro Sánchez anunció que a partir del próximo 26 de junio la mascarilla dejará de ser obligatoria en exteriores. “Nos vamos acercando cada día a la normalidad a secas. Queremos que se recupere la economía y sea una recuperación justa y duradera”, dijo Sánchez. Y agregó: “Este será el último fin de semana con mascarillas en los espacios al aire libre”. Según trascendió se podrá estar sin barbijos en espacios al aire libre, siempre y cuando se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros con personas ajenas a la burbuja social más cercana y en calles donde no se produzcan aglomeraciones.


España también llega a esta situación por el avance en la campaña de vacunación contra el COVID 19 y la consecuente baja en la tasa de contagios y fallecimientos. En el país ibérico ya el 46% de la población recibió al menos una dosis de los inoculantes anti-Coronavirus y casi el 30% tiene el esquema completo. En total aplicó 35 millones de dosis, en una población de 48 millones de habitantes.


El resultado de esa campaña de vacunación se hizo sentir ya que en plena segunda ola España llegó a tener más de 80.000 contagios registrados en un día (28 de octubre de 2020) y en la tercera ola superó los 107.000 en una jornada (10 de febrero de 2021), ahora registra días con 2.000 contagios. Y, en cuanto a los fallecimientos, alcanzó un pico de 2.200 muertes registradas en un día (el 27 de mayo de 2020) en plena primera ola, de 1.600 en la segunda ola (5 de noviembre de 2020) y de más de 3.100 en la tercera ola (10 de febrero de 2021), en la actualidad ha tenido días de tan sólo 2 fallecidos, tal como ocurrió el pasado 11 de junio.


No sólo la eliminación de la obligatoridad en el uso del barbijo en lugares exteriores (después de 13 meses) muestran este ingreso a la "nueva normalidad", sino que varias comunidades españolas avanzan en el fin de las restricciones en el ocio nocturno, uno de los últimos pilares de las restricciones que aún se mantienen en la actualidad.






En Nueva York, EE.UU., hubo festejos con fuegos artificiales cuando el gobernador del Estado Andrew Cuomo anunciara que se levantaban las últimas limitaciones al haber llegado a que el 70% de los adultos esté vacunado con al menos una dosis. "Alcanzamos el 70% de vacunación. Es el objetivo nacional, y lo alcanzamos antes de tiempo. Esto significa que podemos regresar a la vida tal como la conocíamos", señaló Cuomo, refiriéndose tácitamente al deseo del gobierno de Joe Biden de que antes del 4 de julio (Día de la Independencia de EE.UU.) estén vacunados 7 de cada 10 adultos en todo el territorio norteamericano.


Así el Estado de Nueva York se convirtió en el primer gran distrito de los EE.UU. que logra superar esa meta planteada a nivel nacional. Con más de 20 millones de habitantes se convirtió durante la primera ola en el epicentro de la Pandemia, superando los 42.000 muertos desde marzo de 2020. Y, en particular, la propia ciudad de Nueva York, fue la postal más dramática de esa situación con más de 33.000 fallecidos. Frente a ese cuadro es que las autoridades debieron adoptar medidas extremas como estrictos toques de queda, cierre total de toda la gastronomía y comercios en general, y educación virtual para todos los estudiantes. "Los neoyorquinos siempre han sido fuertes, pero este último año han probado cuanto lo son. Felicitaciones neoyorquinos por todo lo que su duro trabajo ha conseguido", expresó Cuomo a través de un comunicado.


Entre los festejos no sólo hubo fuegos artificiales desde el Puerto de Nueva York, sino que algunos edificios icónicos de la Gran Manzana (como el edificio Empire State y el World Trade Center) fueron iluminados de azul y dorado. Por su parte, el alcalde Bill de Blasio anunció un gran desfile para rendir homenaje a los trabajadores esenciales el 7 de julio sobre la avenida Broadway.


En EE.UU., con más de 600.000 muertos y más de 33 millones de casos -lidera la lamentable estadística a nivel mundial- la campaña de vacunación fue un éxito, sobre todo en los primeros meses. Pero ahora se amesetó por lo que distintas autoridades locales tuvieron que recurrir a insólitos métodos de "seducción" hacia los indiferentes que no muestran vocación de vacunarse, tal como lo informó MundoNews. Hasta el momento aplicó 315 millones de dosis de las distintas vacunas aprobadas en ese territorio y tiene un 44% de sus 330 millones de habitantes con el cronograma completo, a lo que hay que sumar otro 8% con una inmunización parcial. En total, un 52,2% de sus ciudadanos recibieron al menos una dosis.


A la par, bajaron considerablemente los contagios y las muertes por COVID 19. Mientras a comienzos de enero de 2021 llegó a registrar el espeluznante récord de casi 300.000 contagios registrados en sólo un día, hoy ronda los 10.000 casos por jornada. Y en cuanto a los fallecimientos, mientras que en aquellos albores de este año se tocó el trágico tope de más de 5.400 muertos en un día hoy la cifra se ubica en alrededor de 300 cada jornada. Obviamente, siendo un país con realidades tan disímiles en cada Estado la eliminación de las restricciones dependen de la decisión de los gobernadores, pero la tendencia es a la apertura total en poco tiempo. De hecho, en todo EE.UU. ya se puede circular sin barbijo sin tener mayores inconvenientes.


La "nueva normalidad" en Nueva York no sólo se expresa en el adiós a las mascarillas, sino que también en un regreso a una vida cotidiana más flexible. Por ejemplo, los restaurantes ya no tienen que mantener una separación de dos metros entre mesas ni tampoco necesitan de acrílicos que las separen. Además, vuelven espectáculos con aforo completo: cines y teatros podrán ver así ocupadas todas sus butacas por el público. Y en los shoppings ya ni siquiera tomarán la temperatura para ingresar. Sólo se mantienen restricciones en los ingresos a los comercios y en las reuniones sociales en los interiores.






En tanto, las autoridades de Israel fueron de las primeras en anunciar el fin del uso de los barbijos en espacios abiertos. Pero ahora también se sumó la posibilidad de dejar de utilizarlo en lugares cerrados, como por ejemplo, las escuelas. De hecho se viralizaron las imágenes de cómo niños explotan de algarabía cuando les anuncian que desde ese momento pueden prescindir de las mascarillas en las aulas. Se mantienen si algunas excepciones: en centros de salud será obligatorio, lo mismo que para los turistas que visiten Israel y que no estén vacunados contra el COVID 19. En tanto, en esta "nueva normalidad" tampoco se exigirá más las mascarillas en oficinas y comercios, como tampoco en el transporte público.


En Israel, con una campaña de vacunación que ha sido ejemplo en todo el Mundo, ya está inmunizada en forma completa el 60% de la población y hay un 4% que tiene una sola dosis. En total se aplicaron 10,6 millones de dosis en un país de 9 millones de habitantes. Ese nivel de inoculación llevó a a que hoy en día haya un promedio de 17 contagios diarios y que haya jornadas sin ningún fallecido, cuando el país llegó a tener un récord de casi 12.000 contagios diarios (el 27 de enero de 2021) y de 100 muertos en una jornada (20 de enero de 2021).


Lo que parecía impensado hace un año, hoy se esta haciendo realidad poco a poco. La posibilidad de que haya una "nueva normalidad" en un horizonte cercano es una luz de esperanza para muchas sociedades que aún atraviesan las tinieblas del Coronavirus en su expresión más violenta. Y es algo que ya está ocurriendo en varias naciones. En un escenario donde nada será lo que era, donde hay muchas ausencias y heridas abiertas, no es poca cosa que se pueda imaginar y hacer realidad el sueño de un regreso a algo parecido a lo que se vivía antes de la Pandemia. Aunque sólo sea parecido. Es algo.




142 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo