top of page
  • Foto del escritorMundoNews

España: el insólito caso del cura preso por traficar Viagra con su novio

En Don Benito, Badajoz, detuvieron a un sacerdote y su pareja por supuesto tráfico de ese medicamento para la disfunción eréctil y otras sustancias afrodísiacas. Sorpresa total.


Por Gabriel Michi



El caso tiene ribetes insólitos. Por quiénes son sus protagonistas. Y por las características que reviste. En España, la Guardia Civil llevó adelante un operativo poco común, que despertó la curiosidad de todos. En Don Benito, una pequeña población de 37.000 habitantes de la provincia de Badajoz (Extremadura), la Policía arrestó a un sacerdote y a su novio por estar supuestamente involucrados en el tráfico de Viagra y otros estimulantes de alta potencia desde su residencia parroquial. Los allanamientos se concretaron en la vivienda compartida por el clérigo, identificado como Alfonso Raúl Masa, como en la de su pareja, además de la parroquia de San Sebastián, donde se confiscó una considerable cantidad de sustancias "estimulantes". A las autoridades les llamó la atención del inusual movimiento permanente de personas que se acercaban a esos lugares en todo tipo de horarios, incluso los más extraños. A partir de allí hubo varios meses de seguimiento. Hasta llegar al final que ha generado una enorme conmoción entre los feligreses. No se descarta que pueda haber más detenciones.


El párroco de Don Benito fue dejado en libertad con cargos horas después, mientras que para su pareja sentimental se decretó la "prisión provisional comunicada y sin fianza". El abogado del sacerdote, Jesús Carretero, confirmó que su cliente quedó en libertad con cargos y aseguró que el cura "no tenía conocimiento" de los hechos que se le imputan. También expresó que "todo lo que se está diciendo es absolutamente falso" y que "no hay ninguna prueba que a él le incrimine", porque "no tenía conocimiento de nada". Pese a haber conseguido la libertad condicional, el sacerdote deberá comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado.



A los dos arrestados se los acusa de la presunta comisión de un delito contra el tráfico de drogas, tales como la Viagra, un medicamento para tratar la disfunción eréctil, y otros "potentes afrodisíacos". En la casa del sacerdote fueron encontradas distintas sustancias listas para su distribución.


Por su parte, la Diócesis de Plasencia, publicó un comunicado en el que lamenta los hechos como también "el dolor, sufrimiento y escándalo que suponen". El impacto es tal para esa comunidad que el delegado del Gobierno en Extremadura, José Luis Quintana, quien rehusó ofrecer más información sobre el caso y pidió "dejar que la Guardia Civil haga su trabajo". En la misma línea se expresaba el Obispado, quien ha ofrecido su ayuda en la investigación toda vez que pedía "prudencia y respeto" hacia las personas implicadas.


El comunicado oficial de la Diócesis de Plasencia señala: "A la espera de tener más información de la publicada por los medios acerca de la detención de un sacerdote en Don Benito, lamentamos, ciertamente, los hechos descritos por el dolor, sufrimiento y escándalo que suponen. Estamos aguardando a que se esclarezcan los hechos. La investigación sigue su curso. Atentos a su desarrollo, con prudencia y respeto hacia las personas implicadas, desde el Obispado mostramos nuestra disposición a colaborar en todo lo que sea necesario y se nos requiera y afrontar las actuaciones pertinentes".


Alfonso Raúl Masa ejerció el sacerdocio en varios pueblos de la salmantina comarca de Béjar a partir de 2013. Allí generó un gran vínculo con la feligresía, a tal punto que los vecinos de Fuentes de Béjar llegaron a movilizarse para evitar su traslado cuando el obispo de Plasencia comunicó su nuevo puesto en Don Benito. Se reunieron 450 firmas, en persona y a través de la plataforma de Change.org para evitar su partida. "Había permanecido allí tres años ganándose el cariño de Fuentes y de las localidades de La Cabeza de Béjar y La Puebla de San Medel, todas ellas pequeñas poblaciones. Tenía especial predicamento entre los jóvenes de las parroquias atendidas", señala "El Periódico" de Extremadura.


También en Don Benito el sacerdote se ganó el afecto de los fieles. Allí primero estuvo en la céntrica parroquia de Santiago, donde ejerció como vicario y como consiliario de la Cofradía del Cristo de Medinaceli y la Virgen de la Merced, donde también fue despedido con honores. Hasta que en 2021 lo trasladaron a la parroquia del barrio de San Sebastián, donde ejercía en la actualidad.


Los investigadores del caso del Viagra no sólo no descartan que pudieran producirse más arrestos en una nueva fase de la investigación, sino que están convencidos de que el párroco y su novio son los que dirigían la actividad. Pero tanto los policías, como la Justicia y la comunidad en su conjunto no podían ocultar su perplejidad y su sorpresa.



El sacerdote Alfonso Raúl Masa es muy querido entre los feligreses.




Comments


bottom of page