top of page
  • Foto del escritorMundoNews

La cara más brutal del régimen represivo de Nayib Bukele

Un informe de una ONG señala que desde la imposición del "Estado de Excepción" en El Salvador fueron asesinadas 160 personas, la mayoría jóvenes, bajo custodia de las fuerzas de seguridad que detuvieron a más de 69.000 supuestos pandilleros desde marzo de 2022.


Por Gabriel Michi


No sólo las imágenes de centenares de presos amuchados en las cárceles de El Salvador o sus espectacularizados traslados -difundidos con música de película- alcanzan para ver la dimensión de lo que está ocurriendo en el país gobernado por Nayib Bukele. Allí, desde la imposición del "Estado de Excepción" en marzo de 2022 (renovado mes a mes por un Congreso en el que el Presidente goza de mayoría absoluta) no sólo se detuvo a más de 63.000 personas (para el gobierno todos ellos forman parte del accionar delictivo de las maras) sino que hubo muchas denuncias de abusos de todo tipo como arrestos ilegales contra inocentes y torturas. Pero ahora se suma algo mucho más grave: al menos 160 personas, en su mayoría jóvenes, murieron en El Salvador mientras estaban bajo custodia de agentes de seguridad del Estado. Así surge de un informe elaborado por la organización humanitaria Cristosal.


Según, Zaira Navas, jefa jurídica de Estado de Derecho y Seguridad de Cristosal, "se verifica y se documentan las muertes ocurridas al interior de los centros penales, es decir bajo custodia del Estado". El informe señala que entre el 27 de marzo de 2022 al 27 de marzo de 2023, la ONG documentó que 139 personas -cuatro mujeres- fallecieron bajo custodia estatal. Sin embargo, ese número podría ser mucho mayor. Y así lo dijo la abogada: “Esto no significa que solo ellos han muerto, porque hay testimonios y evidencias (que señalan) que muchos (fallecidos) han sido enterrados en fosas comunes”, apuntó. El 46,3 % de las personas muertas tenían edades entre 18 y 38 años. Pero como si ese dato no fuera ya alarmante, si se extiende el registro hasta fines de mayo de este año el total de fallecidos bajo custodia llega a 160.


Ahora, ¿cuáles fueron las circunstancias de esas muertes mientras que estaban detenidos? Según el informe se encontraron evidencias de torturas, tratos crueles inhumanos o degradantes. En ese marco en los cuerpos de las víctimas había laceraciones, hematomas que desnudaban golpes, además de claras heridas con objetos punzantes. También detectaron pruebas de ahorcamientos, estrangulación y otras señales de torturas.


Lo denunciado por Cristosal ratifica lo expresado por otras organizaciones humanitarias que registraron hasta mediados de marzo al menos 5.082 “víctimas directas” de violaciones a DDHH, principalmente por detenciones arbitrarias, en el contexto del régimen de "Excepción". Esas medidas extremas que llevaron -paradójicamente- a que la imagen de Nayib Bukele haya trepado hasta el 80% de aprobación por la reducción del crimen en las calles y el acorralamiento de las maras y que, tal cómo informó MundoNews, llevó a una diáspora de estas bandas delincuenciales hacia los países vecinos. Toda una realidad que tapaba la cara más brutal del régimen represivo en El Salvador.




Comentários


bottom of page