top of page
  • Foto del escritorMundoNews

Secuestrados por Hamás: la primera prueba de vida

Actualizado: 19 oct 2023

Tras los ataques sobre Israel en los que se llevaron a cientos de personas, el grupo difundió un video donde se ve a Mia Shem, una joven raptada en la fiesta electrónica. Su familia se debate entre el dolor y la esperanza. Y ruega que se negocie para que pueda volver a casa.


Por Gabriel Michi

Desde Israel

Enviado especial de C5N



Keren, la mamá de Mía Shem, la joven que apareció viva en el video de Hamás pide que le devuelvan a su hija.

Fueron 9 días de incertidumbre total y de una pérdida paulatina de esperanzas. La agonía de las familias cuyos parientes fueron secuestrados el pasado 7 de octubre por parte de Hamás, conducía a que cada vez hubiera menos expectativas de que estuvieran vivos. Pero un video cambió todo. Alimentó la ilusión y hasta pudo hacer que los planes de Israel acerca de una devastadora incursión terrestre sobre la Franja de Gaza (donde se supone que están retenidos los rehenes) se demore un tiempo más. La filmación viralizada por Hamás muestra a una joven de 21 años, Mia Shem, que habla a la cámara y señala que fue operada por una herida (se ven imágenes de las curaciones) y que se encuentra bien. A la vez que pide por su libertad. Su familia gritó, se abrazó y lloró de emoción cuando conoció el video. Esa situación también despertó las esperanzas de que continúen con vida el resto de los 198 secuestrados, según las cifras oficiales que brindó Israel (Hamás lo eleva a más de 250).


Con el camarógrafo Ezequiel Pizzuto estuvimos cubriendo para C5N este caso y pudimos observar esa mezcla de sentimientos, entre la esperanza y el dolor, que rodea a la familia de Mia (y al resto de los que buscan a sus seres queridos). En una conferencia de prensa, Keren, la mamá, señaló: "El día de ayer vi a mi bebé en la televisión, vi que estaba viva... Antes oí rumores de que ella estaba herida en la espalda o en la pierna. Ahora pude ver que tiene una operación; se la ve muy asustada, como si estuviera en un gran dolor. Puedo ver que dice lo que les dicen que diga, pero está estable. Necesita cuidado médico. No sabía si estaba muerta o viva hasta ayer. Todo lo que sabía era que ella podría ser asesinada. Llamo a todo el mundo a traer a mi bebé a casa. Solo fue a una fiesta para divertirse. Ahora está en Gaza. No es la única. Hay muchos niños que fueron a esta fiesta. Hay muchos bebés y niños, y viejos, y sobrevivientes del Holocausto que fueron asesinados, que se quemaron sus casas. Esto es un crimen contra la humanidad, y debemos reunirnos y detener este terror, y traer a todos a casa".



La imagen de Mía Shem en el video de Hamás alimentó las ilusiones de las familias de los secuestrados.


En el video difundido por Hamás en el que se ve a Mia herida y recibiendo tratamiento, el grupo asegura tener entre 200 y 250 secuestrado (algunos en manos de otras organizaciones) a los que llamó sus "huéspedes". En las imágenes se ve a una joven despierta y recostada, a la que le están curando un brazo. La mujer, que reside en Shoham y tiene nacionalidad israelí-francesa, señala en la filmación: "Soy prisionera en Gaza y me atendieron y me hicieron una cirugía que duró 3 horas, y todo está bien. Sólo pido que me devuelvan a casa lo antes posible, que me devuelvan con mi familia, por favor sáquenos de aquí lo antes posible".


Acerca de los extranjeros que capturaron en la incursión, Hamás prometió protegerlos y liberarlos cuando las condiciones "sobre el terreno" lo permitan. Entre los secuestrados hay estadounidenses, franceses y unos 22 argentinos, entre otros.


La aparición de este video también llenó de ilusiones a otros familiares de secuestrados por Hamás. De hecho estuvimos entrevistando a la familia de Omer Wenkert, que también fue llevado como rehén desde la fiesta electrónica "Supernova" de Reim. Tanto su madre Niva, su padre Shay y su tío argentino Ricardo Grichener nos expresaron que la aparición de esa filmación despertó sus esperanzas. Ellos están convencidos de que Omer está con vida porque pudieron captar algunas imágenes del Telegram y otras redes que utiliza Hamás y en algunas de ellas se ve cómo se lo llevan golpeado en una camioneta pero vivo.



C5N entrevistó a los padres y al tío argentino de Omer Wenkert, un joven que fue secuestrado por Hamás.


En ese lugar donde se celebró la fiesta en Reim (distante a apenas 2,5 kilómetros en línea recta de la Franja de Gaza) el sábado 7 de octubre cientos de militantes de Hamás no sólo cometieron el más letal de sus ataques, asesinando a alrededor de 300 personas, sino que fue desde donde se llevaron también una gran cantidad de secuestrados como Mia y Omer. Pudimos recorrer ese espacio desolador ya que el Ejército israelí permitió una visita a la prensa internacional por primera vez el pasado martes 17 de octubre, y las postales son dramáticas. Tan dramáticas como las que pudimos observar también en lo que quedó del kibutz Be'eri, muy cerca de allí y donde los terroristas asesinaron a más de 120 personas, entre ellos muchos bebés, y también se llevaron secuestradas a otras.


Ahora la aparición del video de Mía Shem se convirtió no sólo en la primera prueba de vida de un secuestrado, sino también en una puerta que se abre a las expectativas no sólo de los familiares de los otros rehenes sino también de gran parte de la sociedad de Israel. Y del Mundo. Ahora resta ver qué hará Hamás. Y qué las autoridades israelíes. Y dimensionar qué valor le asignan a la vida. Y cuál a la muerte.



El lugar de la fiesta electrónica donde ocurrió la peor de las masacres llevadas adelante por Hamás el 7 de octubre.









Comments


bottom of page