top of page
  • Foto del escritorMundoNews

Turismo selectivo: cada vez más países cobran tasas para visitarlos

España, Portugal, Francia, Alemania, Países Bajos e Italia, entre otros, aplican un recargo que suele sumarse al precio de la reserva del hotel o al comprar el pasaje de avión. Ahora, la icónica ciudad de Venecia comenzará a hacerlo. ¿Cuáles son los valores en cada destino?


Por Tomás Michi


En los últimos tiempos, viajar por el mundo se convirtió en una tarea difícil para aquellos que no poseen una gran fortuna. Y, mucho más, para los argentinos. Los precios de los pasajes de avión y de hospedaje cada vez se alejan más de los bolsillos del trabajador. Así, una actividad tan enriquecedora como conocer otras culturas y lugares, se convirtió en un privilegio para pocos. Y, en el caso argentino, se suman la alta inflación y el empobrecimiento del poder adquisitivo, en particular si se los mide en monedas extranjeras como el dólar o el euro. A todo eso hay que sumar un factor que apareció hace un tiempo y cuya fórmula se está extendiendo: la tasa turística. Países de todo el planeta decidieron cobrar un recargo a extranjeros que quieren visitarlos, que, generalmente, se aplica al valor de los boletos de avión u hoteles. Europa es un claro ejemplo de esta medida: países con un gran flujo turístico como España, Portugal, Francia, Alemania, Países Bajos e Italia ya aplican ese "peaje" de entrada. Y, ahora, la cosa parece ir un poco más allá: a nivel de ciudades. Y el ejemplo está dado por la icónica ciudad de Venecia que a partir de ahora cobrará una tasa de 5 euros a los turistas que quieran visitarla.


La ciudad italiana, que abarca más de 100 islas pequeñas en una laguna del Mar Adriático, compartió un nuevo calendario en el que explican que los extranjeros que busquen ingresar, deberán reservar con antelación su visita y pagar la tasa. La medida fue impulsada por el Ayuntamiento de Venecia, tras una problemática ya vigente hace unos años: el turismo excesivo que desborda sus calles, canales y plazas. Según explicaron las autoridades, el sistema de reservas se pondrá en marcha con una prueba de 30 días durante los fines de semana de primavera y verano de 2024. Además, informaron que los viajeros tendrán que registrar su visita, aunque los que pernocten no tendrán que pagar la entrada.


Entre otras de las condiciones, aquellos que deseen entrar mediante el transporte público, están obligados a reservar con antelación. Pero hay excepciones: los residentes en la región del Véneto, los estudiantes y quienes visiten a familiares en la ciudad están excluidos de esa medida. El proyecto también se aplicará a las islas circundantes tales como Burano y Murano. Si bien el precio inicial de los billetes será de 5 euros durante el período de prueba, puede elevarse aún más en momentos de mayor afluencia turística. En caso de que el número de extranjeros que lleguen a la ciudad es bajo, deberán reservar, pero no pagar.



Venecia comenzará a cobrar un ingreso de 5 euros para vistar su ciudad que esta desbordada de turistas.


La tasa turística, que se impone como un pago por parte del turista y que se destina al desarrollo y promoción de las infraestructuras y actividades turísticas, o a la conservación y mejora del patrimonio del territorio, no se aplica en todos los lugares de los países donde ya rigen. Por ejemplo, en España, se cobra en Cataluña y en las Islas Baleares. Todos los alojamientos catalanes cobran esta tasa que oscila entre los 0,45 y los 2,25 euros diarios por persona, según la categoría del alojamiento y su ubicación. En Baleares, por su parte, se impone a quienes se alojen en hoteles, apartamentos turísticos, albergues y cruceros y su precio promedio es de 3 euros por persona y día.


Europa, la gran recaudadora


Además de España, en Europa esa práctica se extiende a países como Francia, Alemania, Italia o Portugal que también recaudan de esa manera a través del turismo. Algunos ejemplos:


- En Portugal eso se da especialmente en las ciudades de Lisboa y Oporto. El país luso recauda entre 1 y 2 euros por persona y noche, hasta un máximo de siete días.


- En Francia el valor varía un poco más: la tasa turística oscila entre los 0,20 y los 3 euros por persona y noche, dependiendo del establecimiento. Si hospedarse en un hotel supera el costo de 200 euros, tienen un recargo del 2%. París es la ciudad con mayor tasa.


- En Alemania, se gravan las estadías durante la noche con un 5% sobre el valor de la habitación en Berlín.


- En ciudades de Italia como Roma, Milán, Florencia o Venecia, el precio promedio es entre 1 y 3 euros.


- En Países Bajos, dormir en la ciudad de Amsterdam se encarece un 5% el gravamen turístico.



varios países europeos cobran tasas turísticas que se incorporan en los pasajes de avión o en las estadías.



No obstante, el impuesto no sólo se aplica en Europa. En Estados Unidos, en ciudades como Nueva York también está vigente: la tasa es más cara dependiendo del hotel, pero el precio medio es de 4 euros. En otras ciudades, aumenta más de un 3% sobre el precio ofrecido por el alojamiento.


Además, países como Japón también la tienen. El precio del "Impuesto Sayonara" ronda los 1.000 yenes (6,7 dólares) que se abonan cuando se sale del país. Marruecos también aplica el tributo y los valores aumentan en función a sus estancias, al igual que otros países como Malasia, Filipinas, o Tanzania, México y Cuba que la incluyen encareciendo el precio de sus billetes de avión en lugar de sus alojamientos.


Es importante recordar que a principio de este año, una propuesta similar a la VISA de Estados Unidos comenzó a tomar fuerza: el ETIAS, un permiso para viajar a Europa. Este permiso será obligatorio para todas las personas a partir de noviembre de 2023 y tiene algunos requisitos. En primer lugar, el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes estará vigente para la "Zona Schengen" (la que integran 27 países europeos, que eliminaron los controles fronterizos entre sus ciudadanos). El objetivo es alcanzar "una mejor gestión sobre quién ingresa a las fronteras de la UE" frente a "las recientes preocupaciones de seguridad con el terrorismo y la crisis migratoria", según aseguraron en la web oficial del ETIAS. Este nuevo permiso debe ser tramitado por las personas de las 63 naciones que no forman parte de la UE, pero cuyos ciudadanos actualmente pueden ingresar al territorio "Schengen" sin necesidad de visado, países entre los que se encuentra Argentina.


Además, indicaron que el ETIAS "se hará a través un trámite online, simple y rápido y no introduce las obligaciones típicas del visado", por lo que "no será necesario acudir a un Consulado para presentar una solicitud, no se recolectarán datos biométricos, y será mucho más rápido que el trámite de una visa". Frente a la duda de si el trámite puede ser rechazado, autoridades europeas involucradas en la medida explicaron que podría haber a una entrevista personal en caso de presentarse complejidades para determinar la autenticidad de los trámites, pero se mostraron optimistas y aseguran que en más del 95% de los casos, la gestión "dará como resultado una respuesta positiva en unos pocos minutos". La solicitud se realiza de forma online en el sitio web oficial o en la aplicación móvil de ETIAS y la gestión estará disponible en todos los idiomas de las naciones miembro. Tiene un precio de 7 euros en total, excepto para los menores de 18 años, que están exentos de abonar.


Así las ciudades y los Estados van buscando una nueva forma de recaudar, en este caso a través de un tributo especial que le cobran a los turistas. Cualquier viajero deberá abonar calcular esos gastos adicionales a la hora de planificar sus tours. Pese a ser una "industria sin chimeneas" que genera enormes dividendos a los países, esta actividad suma un nuevo gasto. Y así el turismo se vuelve más selectivo.








Comments


bottom of page