• MundoNews

Yendo de la calle a la suite

Actualizado: 7 de jun de 2020

Por el COVID 19, en distintos lugares del Mundo llevaron a los "sin techo" a vivir en hoteles, algunos de ellos de mucho lujo. Es para evitar el contagio. Ahora quienes sólo conocen el rigor de la intemperie pueden disfrutar durante un tiempo de un confort muy lejano.


Por Gabriel Michi



Tras dormir a la intemperie o albergues, muchos "sin techo" de Madrid terminaron "internados" en un cinco estrellas.

Conocen la dureza de la intemperie como nadie. Saben de lo duro que son los inviernos cuando lo único que hay para cubrirse de las heladas es un trozo de cartón o una frazada vieja y deshilachada. También pueden dar cátedra de lo difícil que son los veranos en esas noches desahuciantes. Y, son, a su vez los que más saben sobre el hambre y la miseria. Y hoy, un virus que aterroriza a todos, les ha dado la “oportunidad” –en algunos casos a costa de padecer el Coronavirus- de conocer algunos de los placeres más lujosos y lejanos. Aunque sea desde lo edilicio. Y aunque seas en forma temporal. Pueden dormir en una cama como Dios manda, confortable y con sábanas limpias. Sin sufrir los avatares de la calle. Todo porque en distintos lugares de Mundo y por diversas situaciones, los “sin techo” están protegiéndose de la Pandemia en hoteles de varias estrellas. Sí, de vivir en la calle a ocupar una de esas habitaciones a la que sólo accedían ejecutivos. Yendo de la calle a la suite. COn ropa limpia, calefacción, comida, tv y hasta wifi.

Un ejemplo de ello ocurre en Madrid, España. Allí un hotel de esas características está dando alojamiento a personas “sin techo” que tienen síntomas leves de COVID 19. Algunos de ellos dejaron sus antiguos albergues sociales, dado que se necesitaba un aislamiento más estricto. Por ellos y por sus pares.

El lujoso Holiday Inn de Madrid ofreció sus habitaciones. Y, a partir de ello, la Cruz Roja y el Ayuntamiento local pusieron en marcha el operativo para que se pueda concretar. Una vez que logran trasladar a los “homeless” a esos lugares, los tienen que convencer de que no pueden salir de las habitaciones y, mucho menos, abandonar el lugar. Algo que no siempre es una tarea sencilla, ya que muchos prefieren vivir a su tortuosa –pero propia- habitualidad.

Mientras permanecen en esa “internación” hotelera, reciben una atención y seguimiento médico permanente. En un principio llegaron a albergar una 30 personas –algunas con sus hijos- en este hotel en la capital española. Pero la proyección es que lleguen al centenar.



Las imágenes del Holiday Inn de Madrid que hoy hospeda a los "sin techo" con síntomas leves de COVID 19.

Algunos de ellos habían pasado los días previos en las instalaciones del centro de exposiciones IFEMA, que se ha reconvertido para enfrentar la Pandemia. Y ahora fueron enviados al primer “hotel medicalizado” que comenzó a funcionar en España.

El Holliday Inn que se ha vuelto en este centro de seguimiento de pacientes que antes vivían en la calle está ubicado en el barrio de Las Tablas, lugar elegido por muchas multinacionales para instalarse, donde se sitúa la "city" madrileña.



Son los propios miembros de la Cruz Roja los que se encargan de proveer las raciones alimentarias, en los cinco pisos del Holiday Inn, cada uno con 22 habitaciones. En las escaleras de servicio de cada piso, hay un centro de desinfección y también una cortina de plástico para frenar al virus. Los controles médicos a los “pacientes” son permanentes y los equipos están dotados de todo lo necesario para evitar el contagio.


El hotel de cinco estrellas vio mutar su escenografía y sus dependencias (como por ejemplo las áreas comunes) se han transformado en una especie de hospital de campaña. En ese sentido, en la sala que oficiaba de desayunador de los pasajeros, ahora hay montadas computadoras con las historias clínicas de cada uno de los “sin techo” que están allí internados. En palabras -reflejadas a medios españoles- de María García Inés, de la Cruz Roja: “Damos una atención primaria a las personas con síntomas de la COVID-19 que no tienen dónde pasar adecuadamente la cuarentena. También a algunos aún convalecientes”.


En este fenomenal operativo que les cambió la vida –al menos en forma momentánea- a los “homeless", hay al menos 30 personas que intervienen: desde médicos, enfermeros, psicólogos y trabajadores sociales. Este hotel comenzó a funcionar como hospital sustituto a mediados de abril y está previsto que permanezca así por dos meses. El costo por cada habitación (que paga el Ayuntamiento de Madrid) es de 104 euros. Bastante más alto que los otros 24 hoteles que el Municipio dispuso como “hospitales medicalizados”. El cálculo es que en toda España hay entre 50.000 y 60.000 "sin techo". Aunque no todos van a poder tener semejante alojamiento.



La experiencia británica

Otra experiencia similar se está dando en Gran Bretaña. Allí el gobierno de Boris Johnson asegura que ya alojaron al 90% de los “sin techo” en hoteles. Sólo en Londres hablan de 1.800 personas en diez hoteles. Sin embargo, si se lo proyecta a todo el Reino Unido, el número de "homeless" se ubicaría en 170.000, un 170% más que hace una década. Este esfuerzo de la administración británica está muy lejos de alcanzarlos a todos.



Gran Bretaña ofrece refugio en hoteles a "homeless" por el COVID 19. En la última década aumentaron un 170%.


Pero la preocupación es qué pasará el día después. Las organizaciones humanitarias que ayudan a los “homeless” en territorio británico ponen su lupa en esta situación. Lucy Abraham, directora de operaciones de Glass Door Homeless Charity, lo expresó así ante los medios: "Los hoteles que están abiertos ahora estarán en funcionamiento unas seis semanas, no se sabe qué pasará después. Muchos de quienes se alojan en hoteles no pueden optar a ayudas públicas. Muchos de los europeos en el Reino Unido no han estado en el país durante cinco años. No son elegibles como residentes". Y eso los excluiría a futuro de cualquier ayuda gubenamental, más en tiempos del Brexit.