• MundoNews

Argentina, mejor refugio en el Mundo ante una guerra nuclear

Una publicación científica señala que este país, junto con Australia, sería uno de los lugares más seguro y con más chances de sobrevivir en caso de una catástrofe atómica. Las razones.


Por Gabriel Michi


La posibilidad de una guerra nuclear ha sido un fantasma que siempre aterrorizó a todo el Planeta. Después de las dos bombas atómicas arrojadas por los Estados Unidos contra las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki (en 1945) y, más acá en el tiempo, la explosión accidental de la planta de Chernobyl (1986) en la ex URSS, esos temores se volvieron más reales. Ahora, con el trasfondo de la guerra entre Rusia y Ucrania esos fantasmas reaparecieron, sobre todo por los combates que de desarrollan cerca de la planta nuclear de Zaporiyia, la más grande de toda Europa. De hecho, el propio presidente ucraniano Volodymyr Zelenski advirtió -como también lo hicieron desde la ONU y hasta desde China- del peligro que esto representa ya que "Chernobyl tenía un solo redactor y Zaporiyia tiene seis". Si a eso se suman las tensiones crecientes entre las dos más grandes potencias del Mundo, EE.UU. y China, la preocupación no parece exagerada. Ahora bien, ¿qué pasaría si estallara una guerra nuclear? Lo que nadie duda es que sería una catástrofe casi terminal para todo el Planeta. Y que nadie, o casi nadie, quedaría a salvo ante semejante hecatombe. Ahora, una investigación publicada por la revista científica Nature Food, -y que fue reproducida por varios medios británicos- señala que sólo quienes vivan en Argentina y Australia serían capaces de sobrevivir ante semejante escenario.


El estudio no apunta tanto a los efectos inmediatos de las bombas ni tampoco a la radiación que quedaría en el ambiente sino que se centra en la seguridad alimenticia. Según los científicos un conflicto nuclear conduciría a consecuencias "catastróficas" en el ganado, la pesca y los cultivos en todo el mundo dentro de los cuatro años posteriores a esa explosión. También ocasionarían incendios masivos que, con el efecto del viento, llevarían el humo, el hollín y las cenizas a casi todo el Planeta. Eso provocaría capas contaminantes en la atmósfera que bloquearían la luz del Sol, destruyendo cultivos y llevando a la muerte a millones de personas y a los animales


Un estudio de Nature Food señala: "La reducción de la luz, el enfriamiento global y las probables restricciones comerciales después de las guerras nucleares serían una catástrofe global para la seguridad alimentaria". Y los cálculos que proyecta son apocalípticos: podrían morir 5.000 millones de personas. Si, según la investigación, el riesgo es tal que el 75 % de la población mundial podría fallecer de hambre.


Alan Robock, profesor de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey y coautor del estudio, explicó que tanto Argentina como Australia tienen la particularidad de cultivar grandes cantidades productos más resistentes, como el trigo. En ese contexto, eso les da un valor diferencial sobre el resto. Robock también detalló que ambos países son "lugares que tienen las mayores esperanzas de que sus sociedades sobrevivan durante una década" en el caso de que explotara una guerra nuclear entre las potencias del Hemisferio Norte.


El científico advirtió que todavía hay nueve países con más de 12.000 ojivas nucleares. “Si existen armas nucleares, se pueden usar, y el mundo ha estado cerca de la guerra nuclear varias veces”, dijo. Y planteó: “prohibir las armas nucleare es la única solución a largo plazo”, algo en lo que, obviamente, esos países no quieren ceder.


La noticia sobre cuáles son los mejores lugares para sobrevivir ante una guerra nuclear no sólo fue reflejada por la revista científica y por medios prestigiosos como The Times, sino que también tuvo su despliegue en la prensa sensacionalista inglesa. Por ejemplo el diario Daily Mail tituló: "¿Quiere sobrevivir a una guerra nuclear? ¡Vaya a la Argentina! El país sudamericano es el mejor lugar para sobrevivir los 10 años posteriores, dicen los científicos",

En la nota se sostiene que "dirigirse hacia el otro lado del mundo es la mejor oportunidad para sobrevivir una guerra nuclear entre Rusia y los Estados Unidos". Y continúa: "Argentina y Australia son la mejor esperanza de sobrevivir un estallido nuclear, pero si se queda en Bretaña, las posibilidades de morirse de hambre en ese conflicto, son del 90 por ciento".


Con ironía o sin ella, lo cierto es que el estudio publicado por Nature Food parte del conocimiento científico. Y de una hipótesis que, cada vez más, aparece en el horizonte de la política internacional. Y que, ante semejante amenaza nuclear ubican a la Argentina como uno de los pocos refugios para estar a salvo de ese apocalipsis.



80 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo