• MundoNews

Aulas virtuales o presenciales: un debate en medio del COVID

La decisión del gobierno argentino de pasar las clases a la modalidad a distancia por dos semanas en la zona del AMBA, ante el impacto de los contagios de Coronavirus, generó una guerra política muy fuerte. La discusión sobre la efectividad de esa medida se dio en todo el Mundo, en distintos momentos de la Pandemia. Qué dicen los datos y las experiencias.


Por Gabriel Michi


La discusión por la presencialidad versus la virtualidad en la educación se metió de lleno en la política argentina.

Fue y es un debate mundial. Y que ahora se instaló con fuerza en la Argentina. La presencialidad o virtualidad de las clases en los distintos niveles del sistema educativo en escenarios graves de circulación del COVID 19 se discutió en todo el Planeta. Y hoy es uno de los principales temas de conflicto en este país. Tras la decisión del gobierno de Alberto Fernández de emitir un decreto donde, entre otras restricciones, se estableció la vuelta a las clases virtuales por dos semanas en la zona de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense, frente al incremento incesantes de contagios y muertes en el epicentro de la segunda ola de la Pandemia en Argentina, la oposición y un grupo considerables de padres, puso el grito en el cielo. Tras un año de una exclusiva virtualidad en la educación en casi todo el país, el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, encabezada por Horacio Rodríguez Larreta decidió judicializar el tema para oponerse a la medida y lo llevó a la Corte Suprema de Justicia, donde se dirimen los conflictos interjurisdiccionales. En paralelo, un fallo de la Justicia de la Ciudad favoreció la posición de un grupo de padres -que buscaban la vuelta a la presencialidad- y entonces, tal como deseaba, el jefe de Gobierno porteño dio instrucciones para que los alumnos vuelvan a las aulas. Sin embargo, otro fallo de la Justicia Federal sostuvo que esa determinación no correspondía, ya que el tema estaba en debate en la Corte Suprema. Y ordenó que, al dejar sin efecto esa resolución, los alumnos de CABA deberían volver a las clases virtuales. Pero el Gobierno porteño desconoció el fallo y dijo que se mantendría dentro de lo resuelto por la justicia local, hasta tanto el Tribunal Superior determine su posición. Es decir, los niños debían volver a las aulas.


En medio de semejante conflicto político, unos y otros argumentaron sobre si la presencialidad aumentaba o no el riesgo de contagios de COVID 19. El Gobierno Nacional sostiene que si bien puede ser que las burbujas educativas pueden ser efectivas para que no haya una multiplicación de casos dentro de las escuelas, la circulación y el movimiento en las calles y medios de transporte que eso genera sí constituyen un problema y, además, mostró estadísticas del aumento de casos en los grupos etarios más jóvenes cuando se abrieron las aulas porteñas el 17 de febrero pasado. El Gobierno de la Ciudad señaló que no hay riesgo en las clases y mostró sus propias estadísticas. Y, así, la guerra continuó.


Un relevamiento realizado por la UNESCO (en 158 países) señala que hoy un 48,7% las escuelas del Mundo están abiertas exclusivamente con clases presenciales, un 38,5% están parcialmente abiertas con bimodalidad (parte presencial y parte virtual) y un 12,8% las escuelas están cerradas con educación virtual. Argentina forma parte de los 60 países que integran el segundo grupo, el bimodal, incluso antes del decreto presidencial que, vale recordar, sólo alcanzaba a la zona del AMBA, es decir, no al resto del país. Pero lo que pasa en el Área Metropolitana Buenos Aires (Capital Federal y Conurbano Bonaerense) parece tener una caja de resonancia mayor que lo que ocurre en las provincias, por lo menos en los medios de comunicación y en la dirigencia política. El "unitarismo" está presente en este tema, como en tantos otros, en un país supuestamente "federal". Vale decir también que la "bimodalidad" (presencial y virtual) ya era una realidad en el AMBA, dado que muchos colegios turnaban una semana cada opción o, si eran doble turno, utilizaban un tiempo para cada una de ellas. Aún así, el debate sigue encendido.


Cómo está la situación en el Mundo hoy (UNESCO) - Celeste claro: presencial. Celeste oscuro: Bimodal. Azul: Virtual