• MundoNews

El horror del "dilema de la última cama"

Actualizado: 28 de jul de 2020

En España apareció un video que muestra al jefe médico de un hospital de Madrid enseñando a su equipo el instructivo que recibieron de las autoridades para definir a qué paciente atender en caso de un inminente colapso del sistema por el Coronavirus. Y cómo se dejó sin atención a ancianos. Los casos de Chile, Bolivia y Ecuador. Qué pasa en Argentina.



Por Gabriel Michi




La vida o la muerte. Nada más y nada menos. Eso es lo que se pone en juego cada vez que el personal médico de distintos lugares del Mundo se enfrentan ante el terrible "dilema de la última cama". Es decir, verse obligado a decidir entre dos pacientes para determinar a quién destinarle el último lugar disponible en una Unidad de Cuidados Intensivos. Eso que parece sacado de una película dramática es hoy una realidad efecto del Coronavirus y el consiguiente colapso del sistema sanitario en distintos países. Hubo denuncias de esas situaciones extremas en España, Chile, Ecuador y Bolivia, por citar sólo algunos. Y, pese a que las autoridades suelen tender a negarlo, poco a poco afloran testimonios y documentos que demuestran que eso ha ocurrido o está ocurriendo. Y que la decisión de a quién se le da la una oportunidad de seguir viviendo y quien quedará marginado de esa chance, quedaría en manos de los médicos. Y lo sufren. No les es indiferente. Al contrario. Se ponen en juego el juramento hipocrático, la ética profesional y todos los valores humanos que han cosechado en su vida.


Argentina no ha llegado a esa instancia. El nivel de ocupación de las UCI en el área metropolitana (la más afectada del país y donde se concentran 9 de cada 10 casos de COVID 19) es, al promediar junio, menor al 60%: un 57% en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el 51% del Conurbano bonaerense. A nivel país, la ocupación de las UCI es del 45%. Pero para muchos, lo peor está por llegar. Por eso fue importante que, con la instalación de una cuarentena rígida, se haya ralentizado la curva de contagios para lograr que haya más respiradores y camas disponibles y que no se produzca el embudo mortal que caracterizó/a a los hospitales de otros países. Sin embargo, eso puede ocurrir si la tasa de contagios se multiplica en la Argentina como viene sucediéndose en las últimas semanas. Y si no se logra frenar, quizás los médicos del país deban enfrentarse al "dilema de la última cama" también aquí. Algo que, sin dudas, les quita el sueño.




Un instructivo polémico


En España, que hasta mediados de junio había acumulado unos 240.000 infectados y unos 27.000 muertos, las autoridades negaron en el peor momento de la crisis sanitaria el personal médico haya tenido que pararse frente a esa dicotomía mortal. Sin embargo, ahora apareció un video -publicado por el diario El País- en el que se observa a un jefe médico del Hospital Infanta Cristina de Parla, al sur de Madrid, mostrándole a su equipo las instrucciones que llegaron desde las autoridades de la capital española sobre esta cuestión. Eso ocurrió a finales de marzo pero recién ahora se conoce el video. "Esto es un trauma. Vamos a denegar la cama a los pacientes que más riesgo de morir tienen pero necesitamos reservarla para los que más años de vida podemos salvar", describió el galeno.


El médico, en un taller que duró unos 19 minutos, les enseña al resto de su plantel las filminas con ese "instructivo". Y señala que uno de los primeros sectores afectado por esa batería de "recomendaciones" son los adultos mayores que viven en residencias para ancianos. A ellos, según revela el galeno, ya les estaban denegando los lugares en los hospitales, aún cuando enfrentasen cuadros graves de COVID 19. “Se les está dando terapia para infección bacteriana y si es un COVID, mala suerte", comenta. El Coronavirus pegó muy fuerte en el sector de esos hogares para ancianos: dejó más de 6.000 muertos en los geriáticos de Madrid, una ciudad que en total contabilizó hasta el momento unos 8.600 fallecidos. Es decir, que las defunciones en esas residencias fueron en 70% del total madrileño.




El crudo video deja al desnudo algo -que también se había denunciado en el peor momento del Norte de Italia- que era un secreto a voces. Pese a las desmentidas oficiales. Eran "órdenes políticas" que, en definitiva, significaban marginar de la cura a personas mayores en situación más complicada.


En aquel contexto, según el relato del especialista, estaban a 48 horas de colapsar las Unidades de Ciudados Intensivos de la capital española. Frente a eso, la directiva era, ni más ni menos, ponerse más estrictos en el acceso a los hospitales. Si por ejemplo eran pacientes jóvenes con un cuadro leve, se los enviaba de vuelta a sus casas. “Si queremos salvar a nuestros ancianos tendremos que asumir de alguna forma... arriesgar a que un paciente joven, que si empeora nadie le va a denegar una cama de UCI, esté en su casa”, dice el médico.


Es posible que en las próximas semanas a un paciente de x edad se le deniegue el ingreso hospitalario porque necesitemos la cama para otro paciente que se beneficie más de ello. Esto es un trauma. Vamos a denegar la cama a los pacientes que más riesgo de morir tienen pero necesitamos reservarla para los que más años de vida podemos salvar”, añade.


Si bien el diario El País, habló con el portavoz del hospital en cuestión y éste le aseguró que nunca se rechazo a pacientes por su edad, también recogió testimonios de hijos de personas mayores que contradicen esa respuesta y aseguran que sus familiares fallecieron por falta de atención. Y citan el caso de Julia Mirón, cuyo padre murió el 5 de abril por Coronavirus en una residencia para ancianos: “Durante todo el tiempo que estuvo enfermo en ningún momento la dirección del centro ni Sanidad de Madrid llevaron a mi padre al hospital, donde tal vez hubiera habido una posibilidad de salvar a una persona, por mucho que fuera una persona de 87 años”, denunció.


Esta situación derivó en que, hasta el momento, más de 400 hijos y nietos hayan querellado a la Comunidad de Madrid y a varias residencias por no prestarle la asistencia imprescindible a sus familiares que finalmente murieron. La Presidenta de la Comunidad de Madrid desmintió la nota de El País a través de un tuit: "Después de lo vivido, de los momentos tan duros afrontados, los hospitales de Madrid tienen que defenderse de filtraciones y bulos. Esto no eran instrucciones sino una sesión interna entre médicos para analizar todos los escenarios posibles de pandemia", señaló Isabel Díaz Ayuso.



El video vendría a desarmar las negativas oficiales madrileñas sobre que se haya tenido que resolver en algún caso el "dilema de la última cama", posibilitando que sobreviva aquel que estaba más apto desde el punto de vista de su salud y dejando de lado al que menos chances tenía de superar el cuadro de COVID 19. Y las palabras del médico dejan al desnudo lo que ellos mismos sentían: "Eso es drástico. Esto es horroroso. Ojalá no nos hubiera tocado vivirlo"