• MundoNews

El Mundo, en cuarentena

Nunca en la historia de la Humanidad había ocurrido nada así. Que 3.000 millones de personas, casi la mitad de la población global, tenga que encerrarse en su casa por una Pandemia era sólo imaginable en las películas de ciencia ficción. Las particularidades de cada país y cómo se llegó al confinamiento. Cronología de los errores y aciertos en el Planeta.




Las calles y avenidas de Buenos Aires aparecen más solitarias que nunca.

"Quedate en casa". Esa es la frase que se extendió como consigna en gran parte del Mundo para evitar que el virus COVID 19 se siga diseminando. En algunos países han decidido imponerlo con el gesto más duro: el "toque de queda". En otros con cuarentenas que obligan a la gente a permanecer en sus hogares, haciendo ejercicio de su auto-conciencia o bien con el rigor de multas y/o la posibilidad de terminar en prisión. Otros gobiernos apelan a regular y permitir más actividades pero intentando que no haya grandes aglomeraciones. Los demás, ni eso. Depende de la realidad que esté afrontando cada país en materia epidemiológica o también de cómo los gobernantes de turno se inclinan en decidir si les importa más la salud o la economía. Por eso, el abanico de las posturas tomadas es tan dispar.


En Argentina el gobierno de Alberto Fernández decidió muy temprano que su población debería entrar en cuarentena y que sólo se mantendrían las actividades esenciales. En el momento en que empezó el primer tramo del "Aislamiento Social Preventivo Obligatorio" (del 20 al 31 de marzo, que luego fue extendido hasta el 13 de abril y posteriormente hasta el 26 de ese mismo mes) en la Argentina existían 128 casos de contagio y 3 muertos. Habían pasado 17 días desde la confirmación del primer caso positivo de COVID 19 en el país.




España también ve vacías sus calles.

En España, en tanto, se decretó el confinamiento de su población el 14 de marzo. En ese momento en el país ibérico ya había 6.332 casos y 193 personas fallecidas. El primer caso positivo de COVID 19 había aparecido el 31 de enero, o sea, 43 días antes. Se trató de, un turista alemán que se encontraba hospitalizado y aislado en el Hospital de Nuestra Señora de Guadalupe, en la isla de La Gomera. Habría portado el virus desde Alemania. La tardía reacción del gobierno de coalición conducido por el Presidente Pedro Sánchez generó muchas críticas. Aunque también hay quienes plantean que hubo algunas mezquindades también de la oposición. En poco tiempo, la clase política se vería sacudida por una gran cantidad de casos positivos entre sus filas.

Por su parte, en Italia se dictaminó la cuarentena de todo el país recién a partir del 8 de marzo. Para ese entonces en la península ya contaban con 7.375 contagios y 366 personas muertas. Habían pasado 37 días desde que aparecieron los dos primeros casos confirmados de Coronavirus en Roma: se trató de dos turistas chinos que pasaron previamente por Milán. Al gobierno del Primer Ministro Giussepe Conte también le cuestionan la falta de reacción cuando el virus apareció en Italia.


Esa diferencia de tiempo de anticipación en que se tomó la medida extrema de la cuarentena podría llegar a ser determinante, según señalan los más calificados especialistas, en cuanto al devenir del Coronavirus en estas latitudes, sobre todo si se lo compara con los ocurrido en aquellos dos países tan vinculados a Argentina.