top of page
  • Foto del escritorMundoNews

El Planeta, en el horno

Por dos días consecutivos la Tierra batió el récord de temperatura global más alta en toda su Historia. El calentamiento alcanza niveles que ponen en peligro el presente y el futuro.


Por Gabriel Michi



El planeta está en el horno. En el sentido más literal y peligroso. Hace tiempo que se vienen marcando los riesgos que atraviesan a la Tierra por el calentamiento global producido por la mano del Hombre. Y los fenómenos extremos naturales y reiterados que vienen sacudiendo al planeta no hace más que demostrarlo cada vez más. Está última semana fue otra ratificación de semejante desastres: por dos días consecutivos (lunes 3 y martes 4 de julio) se registraron las temperaturas globales más altas jamás vista en la historia de la Humanidad: el lunes el promedio mundial fue de 17,01 grados centígrados. Y el martes subió a 17,18 grados centígrados a escala planetaria. El récord anterior de 16,92 grados centígrados se había dado en agosto de 2016. Y la tendencia es que este número siga aumentando.


Según Robert Rohde, científico principal de Berkeley Earth, podrían darse "días aún más cálidos durante las próximas 6 semanas". A los efector del destructivo calentamiento global se suma la llegada del fenómeno climático natural El Niño, que potencia el calentamiento ya disparada por el cambio climático.





Esta novedad de las últimas horas no hace más que ratificar una tendencia que quedó en evidencia con olas de calor como las sufridas en distintos lugares del Mundo. Por ejemplo eso se vio reflejado en México donde murieron más de 100 personas por las altísimas temperaturas de estas semanas. Algo similar ocurrió en el Estado indio de Bihar donde fallecieron 44 horas en un fenómeno que también se da en China que viene atravesando varias olas de calor abrasador. En el Reino Unido también se dio el mes de junio más caluroso desde que comenzaron los registros en 1884.


Para Paul Davies, investigador principal de extremos climáticos de Met Office, “junto con la variabilidad natural, el calentamiento de fondo de la atmósfera de la Tierra debido al cambio climático inducido por el hombre ha aumentado la posibilidad de alcanzar temperaturas récord”.

Todos los expertos en la materia señalan que la única manera de desacelerar semejante catástrofe es dejar de quemar combustibles fósiles de manera inmediata y profundizar las acciones tendientes a frenar la contaminación que empuja a esta crisis climática. De no hacerlo, estos récord de altas temperaturas del presente no sólo se repetirán sino que se potenciarán hasta hacer invivible al planeta. Un planeta que hoy ya está en el horno.


Comments


bottom of page