top of page
  • MundoNews

La epidemia de masacres en las escuelas de EE.UU.

En Uvalde, Texas, un joven de 18 años, que compró dos poderosos rifles por Internet, ingresó a una escuela primaria y asesinó a 19 niños y 2 adultos, antes de ser abatido por la Policía. El caso volvió a instalar el debate por el control de armas y el lobby de quienes las defienden, en el país que tiene la mitad del total global y la mayor parte de los tiroteos masivos del Mundo. Esta es una de las peores matanzas en un colegio, un fenómeno que sólo ocurre allí.


Por Gabriel Michi

El dolor por la masacre en la escuela de Texas y la locura del asesino: Salvador Ramos compró las armas por Internet.

Esperó a cumplir 18 años para hacer el movimiento que cambiaría brutalmente su vida. Y la de sus víctimas. Ese día en que cruzó el umbral de la mayoría de edad, Salvador Ramos compró por Internet dos potentes fusiles AR-15 y varios cargadores. Y se jactó de eso por redes sociales. En la mañana del 24 de mayo cargó sus armas y le disparó a su propia abuela materna Celia Martínez (con quien vivía, junto a su abuelo Rolando Reyes) y la dejó agonizando. De ahí se subió a su vehículo y condujo hasta la escuela primaria Robb de su pequeña localidad de Uvalde (15.000 habitantes) en el Estado de Texas. Y allí comenzó una bestial cacería en la que asesinó a 19 niños de entre 8 y 11 años y a dos docentes, antes de ser abatido por la Policía.


Antes de la masacre había chateado con una joven de California a la que le había dicho que que tenía "un secreto para contarle". Pero que nunca llegó a contarle. Sólo le insinuó que después de la 11 AM se enteraría. Para esa hora ya se dirigía a cometer la matanza, una de las peores en uno de los escenarios más tristemente repetidos de los EE.UU.: una escuela. El asesino, nacido en Dakota del Norte, y que había cursado su secundaria en el colegio secundario de Uvalde, sufrió bullying desde pequeño por sus problemas para comunicarse a raíz de una tartamudez y hasta algunas palizas de sus compañeros. Eso lo convirtió en un joven retraído y casi sin amigos, que se entretenía en violentos videojuegos en línea. Esos disparos imaginarios se volvieron realidad de la manera más despiadada en la mañana de ese trágico 24 de mayo en que le quitó la vida a más de una veintena de personas inocentes, la mayoría pequeños niños que nada tenían que ver con su historia. Y así el país con más tiroteos masivos en el Mundo, sumó otra tragedia en armada en una escuela. Una verdadera epidemia a la que no le da solución. Y que, tal como dijo el propio presidente de los EE.UU. Joe Biden, sólo se repiten en esa nación.





La masacre de la escuela primaria Robb en Uvalde es la segunda más grave en la historia de los tiroteos en instituciones educativos en Estados Unidos, donde sólo desde la matanza de Columbine (1999), conocida mundialmente por el documental del director Michael Moore, 169 personas murieron en 14 eventos de este tipo relacionados con escuelas y universidades de Estados Unidos. Pero si se toman todos los eventos ocurridos en instituciones educativas hay que sumar más de 60 tiroteos masivos desde 1990. La nómina de los 5 más letales se completa así:


- Newton, Connecticut (diciembre de 2012) - Escuela primaria Sandy Hook: 26 víctimas fatales. Adam Lanza, un joven de 19 años, mató a su madre en su casa y luego fue a la cercana escuela primaria donde asesinó a 20 alumnos de primer grado y a 6 docentes, antes de quitarse la vida.


- Uvalde, Texas (mayo de 2022) - Escuela primaria Robb: 21 víctimas fatales.

Salvador Ramos (18) hirió de gravedad a su abuela y luego se dirigió a una escuela primaria donde asesinó a 19 niños de entre 8 y 11 años y a dos docentes. Fue abatido por la Policía.


- Parkland, Florida (febrero de 2018) - Escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas: 17 víctimas fatales.

Nikolas Cruz (20) ingresó a colegio de donde había sido expulsado tiempo atrás y mató a 14 estudiantes y 3 miembros del personal. Fue detenido.


- Columbine, Colorado (abril de 1999) - Escuela Preparatoria de Columbine: 13 víctimas fatales

Dos estudiantes de último año, Eric Harris y Dylan Klebold, asesinaron a 12 de sus compañeros y un profesor antes de quitarse la vida.


- Santa Fe, Texas (mayo de 2018 - Escuela secundaria Santa Fe High School: 10 víctimas fatales.

Dimitrios Pagourtzis (17) empezó a disparar en una escuela secundaria del área metropolitana de Houston, dejando 10 personas muertas, 8 estudiantes y 2 docentes. El sospechoso fue detenido


- Red Lake, Minnesota (marzo de 2005) - Escuela secundaria Red Lake: 9 víctimas fatales

Un estudiante, Jeff Weise (16), mató a su abuelo y a la compañera de este en su casa de Minnesota, y luego se dirigió al cercano instituto donde asesinó a 5 estudiantes, a un profesor y a un guardia de seguridad para después quitarse la vida.


Además de los ataques en los colegios (primarios y secundarios) hay que agregar los ocurridos en las universidades: el más grave fue el ocurrido en Virgina Tech (abril de 2007) cuando un estudiante surcoreano de 23 años, Seung-Hui Cho, mató a 32 personas e hirió a más de una veintena en el campus de Blacksburg y luego se quitó la vida. Pero también hubo otros en Roseburg (Oregon) con 9 muertos en octubre de 2015; en East Oakland (California) con 7 muertos en abril de 2012; en Santa Mónica (California) con 6 muertos en mayo de 2014; en DeKalb (Illinois) con 5 muertos en febrero de 2008; entre muchos otros.


En definitiva el fenómeno de los tiroteos masivos por doquier que se repiten en los Estados Unidos se expresa con peligrosa ferocidad y ensañamiento en el mundo estudiantil, con atacantes que suelen ser también muy jóvenes como la mayor parte de sus víctimas.








Y allí comienzan los interrogantes. Y uno sobre todo: ¿Por qué? Frente a eso aparecerán todo tipo de respuestas, de acuerdo a quien lo diga e incluso según cuál sea la posición sobre el casi nulo control que existe en el acceso a las armas. Un debate que reaparece después de cada matanza y que no se logra zanjar por el enorme lobby que ejerce, entre otras, la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA). Un lobby que ha frenado cualquier iniciativa para intentar regular este tema, con una incidencia especial entre los legisladores y gobernadores republicanos.


El expresidente Barack Obama recalcó que "casi diez años después de Sandy Hook y diez días después de Buffalo, el país está paralizado, no por el terror, sino por un 'lobby' de las armas y un partido político --en referencia a los republicanos-- que no han mostrado voluntad alguna de actuar de alguna forma para ayudar a evitar este tipo de tragedias". Si bien no hay respuestas unívocas ni definitivas sobre esta dramática y mortal epidemia, si hay datos que pueden servir para explicarla. Y esos remiten al contexto general del país en materia de tenencias de armas, violencia y tiroteos masivos. A saber:


- En EE.UU. hay 120 armas en manos de civiles por cada 100 habitantes. Es decir más de un arma por persona. En números globales en ese país hay 393 millones de armas en manos de civiles en un país que tiene alrededor de 330 millones de habitantes, según señala una investigación realizada por la organización suiza Small Arms Survey (SAS).


- Mientras que en el Mundo hay 857 millones de armas en manos de civiles, Estados Unidos concentra el 48% del total, pese a que su población representa tan sólo el 4% de la población total (unos 7.500 millones de personas). Es decir que 1 de cada dos armas en manos de civiles están en territorio estadounidense.


- El segundo lugar con más armas en manos de civiles de acuerdo a la población es, llamativamente, está muy lejos del porcentaje de EE.UU.: las Islas Malvinas. Tiene 56 armas por cada 100 habitantes, mientras que el promedio del resto de la Argentina es de 7 armas cada 100 habitantes (por lo menos las declaradas). Y en el Reino Unido, país que ocupa el archipiélago argentino desde su invasión en 1833, hay 5 armas civiles por cada 100 habitantes. El promedio mundial es de 11 armas en manos de civiles por cada 100 habitantes, es decir, apenas una décima parte de lo que tienen los estadounidenses.




- En lo que va de 2022, en EE.UU. hubo 212 tiroteos masivos (con más de 4 víctimas fatales), según el Gun Violence Archive (GVA). Las más crueles fueron la ocurrida hace unos días en Buffalo (Estado de Nueva York) donde un joven supremacista blanco de apenas 18 años ingresó a un supermercado donde había afroamericanos y asesinó a 10 personas, además de transmitirlo en vivo, como si fuera un videojuego. El joven fue detenido. Ahora se suma esta segunda masacre en muy pocos días. En todo 2021, hubo 693 tiroteos masivos, según GVA.


- El FBI acaba de publicar un documento alarmante: identificó 61 ataques de “tiradores activos” (con intenciones de matar en un lugar poblado) en 2021 que mataron a 103 personas e hirieron a otras 130. Ese fue el total anual más alto desde 2017, cuando 143 personas murieron y cientos más resultaron heridas


- El peor ataque ocurrió en octubre de 2017 en Las Vegas donde un francotirador, Stephen Paddock, asesinó a 58 personas y dejó cerca de 500 heridos en un recital al aire libre frente al hotel donde se alojaba. Luego se suicidó.


- En 2021 un 52% los tiroteos respecto al 2020 y un 97 % con respecto en relación al 2017, según el informe Active Shooter Incidents in the United States in 2021 del FBI .







- En los últimos tiempos se nota un incremento de lo que llaman "tiradores ambulantes", es decir, atacantes que se trasladan muchos kilómetros para salir a "cazar" a sus víctimas masivas. Ese fue el caso del extremista de Buffalo. Como se contó en la nota de MundoNews "El terrorismo interno que sacude a los Estados Unidos", el joven supremacista Payton Gendron condujo 330 kilómetros para llegar a un lugar que eligió para su masacre porque tenía un mayor porcentaje de población afroamericana.


- Según el informe del FBI, todos los ataques de 2021 (salvo uno) fueron perpetrados por hombres, con edades comprendidas entre los 12 y los 67 años. También señalan que casi la mitad de los tiradores fueron detenidos por las fuerzas del orden, un cuarto fueron abatidos por ellas, un 18% se suicidaron y un 6% cayeron por las balas de ciudadanos armados.


- La mayoría de estas masacres en tierra estadounidense son provocadas con armas compradas legalmente, aunque muchas se modifican ilegalmente más tarde para aumentar su velocidad de disparo y la capacidad de las balas. Un ejemplo: De 1966 a 2019, el 77% de los tiradores masivos obtuvieron las armas que usaron en sus delitos a través de compras legales.


- EE.UU. es uno de los tres únicos países del mundo (junto con Guatemala y México) en los que la portación (o tenencia) de armas es un derecho constitucional, en su caso respaldado por la polémica Segunda Enmienda. Sin embargo, mientras que los estadounidenses tienen 120 armas civiles por cada 100 habitantes, Guatemala tiene 12 y México 13, por lo menos registradas oficialmente. Aunque parezca de ciencia ficción, por las permanente noticias de violencia que llegan de estas dos naciones, tienen mayores regulaciones que en los EE.UU.


- Por otro lado, Estados Unidos tiene la tasa de homicidios con armas de fuego más alta del mundo desarrollado. En 2019, el número de muertes en territorio estadounidense por violencia con armas de fuego fue de aproximadamente 4 por cada 100.000 habitantes, lo que representa una tasa 18 veces más alta que el promedio de otros países que integran la OCDE.






En definitiva, frente a ese panorama, las masacres en las instituciones educativas de los Estados Unidos no son una excepción hacia dentro del país. Si lo son frente al resto del Mundo. Pero mientras que en la principal potencia del Planeta se pueda seguir comprando cualquier tipo de armas (incluso las más letales) por Internet o en un supermercado, sin ningún tipo de control ni restricciones, sin la debida supervisión psicológica para quienes acceden a ellas, ni tampoco con el debido registro de antecedentes, esta dramática realidad se seguirá repitiendo. Con miles de asesinatos y tiroteos masivos por doquier. Con un culto a la violencia descontrolado. Y con una verdadera epidemia que se extiende incluso hasta las aulas.

124 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page