• MundoNews

El Atlas de los "oasis" sin COVID 19

Apenas una docena de Estados y territorios en el Mundo no fue alcanzada por la Pandemia del Coronavirus. ¿Cuáles son y qué particularidades reúnen para que el mal que sacude al Planeta no los haya invadido? El Mapa completo, en esta nota de MundoNews.




Son los “oasis” que escapan de la Pandemia. Lugares donde el paso arrasador del COVID 19 no logró atravesar. Son el puñado de países, muchos de ellos micro-estados o casi colonias bajo el mandato de alguna Corona lejana, que han logrado evitar (en su mayoría por su condición de islas o por cierto aislamiento geográfico) que el Coronavirus los ataque. O al menos, eso dicen. Porque hay bastante desconfianza sobre algunos de ellos. Ya no quedan países sin el virus ni en América ni en Europa, pero sí 3 en África, 3 en Asia y 7 en Oceanía. Sin contar el continente antártico donde hasta el momento no hay un solo caso de COVID 19.


ÁFRICA


En el continente africano quedan apenas 3 países donde al menos no se ha informado la presencia del Coronavirus: Lesoto, Somalilandia y Comoras. En las últimos días varios países de la región que venían "invictos" de COVID19, confirmaron sus primeros casos: Sahara Occidental, Malawi, Sudan del Sur, Santo Tomé y Príncipe, Burundí y Sierra Leona.


En el caso de Lesoto (un pequeño país conocido identificado como reino) no se registraron casos de COVID 19 pese a estar enclavado en el medio de otro país, Sudáfrica, que al 10 de abril ya tenía más de 2.000 contagiados y 25 personas fallecidas. Lesoto tiene una población de 2,2 millones de habitantes. Pese a no tener casos registrados de Coronavirus, este pequeño país –bajo el mandato del Rey Letsie III y del Primer Ministro Tom Thabane- dispuso desde el 30 de marzo el aislamiento de todos sus ciudadanos por 25 días. Tiene 8 casos sospechosos bajo investigación pero hasta hace unos días no contaba con los test para identificar a pacientes con el COVID 19.





Por su parte, Somalilandia, un territorio que aún no es reconocido como país por muchas naciones, está ubicado al noroeste de Somalía, en el Cuerno de África. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) tampoco allí se reportaron casos positivos de COVID-19. El Presidente Muse Bihi Abdi conduce este país de 3,5 millones de habitantes en una de las zonas más conflictivas de este continente y del Mundo.








Por último. Comoras es un archipiélago del Océano Índigo, ubicado entre Mozambique y Madagascar, donde tampoco habría casos de Coronavirus. Aunque existen algunas dudas al respecto por la baja calidad de su sistema de salud y prevención. Comoras es un país integrado por tres islas principales y algunas menores. Ha tenido más de 20 golpes de Estado desde su independencia (incluso con Presidentes asesinados) y tiene uno de los peores índices de desigualdad del Mundo. De hecho, su presidente Azali Assoumani llegó al poder tras uno de esos golpes de Estado. En este país viven alrededor de 850.000 personas.





ASIA


En el continente asiático aparecen tres países donde no se reportó ni un solo caso de Coronavirus: Corea del Norte, Turkmenistán y Tajikistán, aunque hay dudas en algunos de ellos por la falta de información en la que viven sumergidos y por las reticencias de sus gobiernos a brindarlas (a veces por una cuestión propagandística). El ejemplo más claro de eso es Corea del Norte donde el régimen de Kim Jong-Un insiste en que en su territorio no ha aparecido ningún caso de COVID 19, algo que genera muchas sospechas. Si bien es conocida la enorme cerrazón y control migratorio que Corea del Norte mantiene en sus fronteras, resulta llamativo que estando rodeada por China y Corea del Sur (donde se registraron miles de contagios) en su caso el virus no haya llegado. Lo cierto es que el gobierno asegura que no hubo ni un solo paciente positivo entre sus 25 millones de habitantes.





Otro de los países asiáticos que no han dado cuenta de que algún caso positivo de COVID 19 esté presente en su territorio fue Turkmenistán. Según la organización “Periodistas Sin Fronteras”, el gobierno de Gurbanguly Berdymukhamedov prohibió que se hable de la enfermedad y ni siquiera se la puede mencionar. Pero desde el Ejecutivo aseguran que no hay ningún caso, aunque medios críticos al régimen –como Chronicles of Turkmenistan o Radio Azatlyk- sostienen que existen evidencias de que el virus está presente en varias personas. Tanto RSF como Amnesty International denuncian el autoritarismo y la falta de libertad en Turkmenistán (república que perteneció a la URSS) y el sometimiento a los caprichos del Presidente por parte de los seis millones de habitantes que tiene el país.





Por último, en Asia también Tayikistán está libre de casos. Se trata de una ex república soviética que, para mostrar que el COVID 19 no atravesó sus fronteras y que no le tienen miedo al virus, pondrá a rodar la pelota con el lanzamiento de su campeonato de fútbol. Es más, el presidente Emomali Rahmon participó en los últimos días de celebraciones y marchas masivas organizadas para festejar el comienzo de las vacaciones de primavera. Según su excéntrico Jefe de Estado, el Coronavirus no llegó allí porque los lugareños son muy limpios. "Mantener las casas limpias y observar las normas sanitarias es una de las mejores cualidades de nuestra gente”, señaló al referirse a los 9 millones de personas que habitan esa nación.



OCEANÍA

En el caso de Oceanía, la composición insular de gran parte de su continente colaboró para que la nómina de los países que no se vieron afectados hasta el momento por el COVID 19 sea variada: Palaos, Islas Marshall, Islas Salomón, Tonga, Niue, Samoa y Samoa Americana.


La República de Palaos es un país insular que forma parte de la Micronesia. En realidad la conforman unas 340 islas en el Mar de Filipinas. Junto con los Estados Federados de Micronesia integran el archipiélago de las islas Carolinas. Fue una colonia que estuvo bajo el dominio de diferentes potencias como España, Alemania, Japón y los EE.UU., de quien se independizó en 1994. Por eso es uno de los Estados más jóvenes del Mundo y cuenta con alrededor de 22.000 habitantes en apenas 459 km2. Cuando el COVID 19 empezó a expandirse, el gobierno del Presidente Tommy Remengesau, tomó la decisión de cerrar los ingresos al país y eso pudo ser determinante en que aún hoy este paradisíaco país se mantenga indemne al virus.




Lo mismo ocurrió con las Islas Marshall, República que también se independizó de los EE.UU. pero en 1990. El gobierno del Presidente David Kabua decidió rápidamente cerrar sus fronteras áreas y marítimas, en particular de aquellos países donde el virus estaba circulando con mucha velocidad. Quizás esa temprana determinación, tomada el 9 de marzo, fue clave para que el COVID 19 no haya llegado aún hoy a estas islas. En este país insular ubicado en el Océano Pacífico, en la región de Micronesia, viven alrededor de 55.000 personas, en dos archipiélagos: Ralik y Ratak. En total suman unas 1152 islas (34 atolones y 870 arrecifes). Si bien tiene un área marítima bastante extensa (aproximadamente un millón de km²) el territorio que está sobre el nivel del agua apenas alcanza los 176 km².. En 1986 llegó a un acuerdo con EE.UU. para que desde esa fecha y hasta 1999 el país norteamericano indemnice a sus pobladores por 180 millones de dólares por el uso nuclear del atolón de Kwajalein, otros 250 millones en compensación por las pruebas atómicas y finalmente otros 600 millones en otra serie de conceptos. Un total de 1.033 millones de dólares.



Las Islas Salomón también aparecen libres de COVID 19 hasta el momento. Como los anteriores constituye un país insular de Oceanía. En particular, forma parte de la Melanesia. Pese a que declaró su independencia el 7 de julio de 1978, sigue formando parte del Commonwealth, la Mancomunidad Británica de Naciones. Por lo que continúa el sesgo colonial y la máxima autoridad reconocida es la Reina Isabel II. Su Gobernador General es David Vunagi. Por su parte, su Primer Ministro Manasseh Sogavare fue uno de los que decidió, el 13 de marzo, restringir todos los ingresos de extranjeros a su territorio en protección de los más de 650.000 habitantes. Este país está constituido por un total 990 islas que integran dos archipiélagos: Islas Salomón e Islas Santa Cruz.





En Tonga tampoco han detectado casos positivos de Coronavirus. Pero, como medida de prevención, se establecieron varias restricciones de viaje y cuarentena. Por ejemplo, se les prohibió atracar a los cruceros y yates, importante fuente de ingresos económicos de este pequeño reino de 177 islas, que ocupan un territorio de 747 kilómetros cuadrados y donde viven poco más de 100.000 personas. El 27 de marzo, el Primer Ministro Pohiva Tu'i'onetoa fue un poco más allá y anunció que todo el país estaría bajo una cuarentena total entre el 29 de marzo y el 5 de abril.





Por su parte, en Vanuatu se declaró el "Estado de Emergencia" y el gobierno encabezado por el Presidente Tallis Obed Moses y el Primer Ministro Charlot Salwai decidió ir un poco más allá e imponer un "toque de queda" en las empresas y el transporte público y el 30 de marzo se suspendió el transporte aéreo comercial nacional. Esta República, ubicada en el Océano Pacífico Sur, tiene una población de 280.000 habitantes y esta compuesta por 85 islas.





Niue es un pequeño país insular en el Pacífico Sur, al que se lo conoce como la "Roca de Polinesia". Tiene un gobierno propio pero conserva el estatus de libre asociación con Nueva Zelanda, pese a los 2.4000 kilómetros que los separan. Responde a la Corona británica y su Premier es Toke Talagi. Como medida de preventiva, prohibió la llegada de visitantes de países altamente afectados. Con apenas 262 km2, tiene una población de alrededor de 2.000 personas. Hasta hoy el Coronavirus COVID 19 tampoco los alcanzó. Quizás el hecho de tener un único aeropuerto adonde llegan sólo dos vuelos semanales de Air New Zealand haya sido fundamental en mantener ese status.





La República de Nauru tampoco tiene casos confirmados de COVID 19. Es también un país insular de Oceanía (en realidad es un atolón de forma oval y elevado) de apenas unos 21,3 km². De hecho, Nauru es el Estado soberano más pequeño de Oceanía. Pese a no tener confirmados casos positivos, el Presidente Lionel Aingimea declaró la "Emergencia Nacional" como medida preventiva, suspendiendo todos los vuelos semanales al país excepto uno e instituyendo una cuarentena de 14 días para todas las llegadas a esta pequeña República 12.000 habitantes. .





Samoa también es un país insular pero que forma parte de la Polinesia y abarca la parte occidental de archipiélago homónimo. Tiene dos islas principales, Upolu y Savai'i. y goza de la particularidad de ser, junto con Kiribati, los dos Estados en recibir primeros cada Año Nuevo, por su privilegiada posición en Oriente. Por decisión del Gobierno que encabeza el Primer Ministro Tuila'epa Sailele Malielegaoi, se restringieron los viajes a Samoa y se exige que, antes de ingresar al país, las personas deben haber pasado al menos 14 días en otro lugar libre del virus, así como completar una autorización médica. A varios ciudadanos de Samoa que viajaban desde la India se les negó la entrada al país después de tomar un vuelo de conexión en Singapur.


Cuando el COVID 19 empezó a cruzar fronteras, rápidamente, el 22 de febrero, Samoa prohibió todos los cruceros que tenían previsto visitar el país. Una semana después, el 29 de febrero, el gobierno anunció restricciones a los viajes aéreos y la frecuencia de los vuelos internacionales a Samoa se redujo a partir del 2 de marzo. Posteriormente, a partir del 18 de marzo, se empezó a exigir a todos los viajeros, incluidos los ciudadanos locales, que se deben someter a un chequeo médico al regresar. El 20 de marzo, fueron más allá y se declaró el "Estado de Emergencia", cerrando sus fronteras, salvo para aquellos locales que debían regresar a su país. Y el 22 de marzo Samoa también suspendió los viajes aéreos con Australia y restringió los vuelos desde Nueva Zelanda, país con el que mantiene un vínculo histórico y del que se independizó en 1962. El 26 de marzo, el Gobierno introdujo medidas de bloqueo que incluían la prohibición de la entrada de barcos de pesca y multas a las empresas que violaron la cuarentena. Sólo los buques de carga que transporten mercancías y gasolina podrán ingresar a las islas. Así, el gobierno de Samoa busca evitar el contagio del COVID 19 entre sus 195.000 habitantes.






En tanto, Samoa Americana, uno de los catorce territorios no incorporados de los Estados Unidos, comenzó a colocar restricciones para que el COVID 19 no llegue a la isla a partir del 6 de marzo. Hizo bajar las frecuencias de los vuelos y que aquellos viajeros que quieran llegar al país deban pasar previamente 14 días en Hawai y recibir una certificación médica que demuestre que no tienen el virus antes de pisar Samoa Americana. Más tarde se impuso que todo visitante que llegue sí o sí deba pasar 15 días en cuarentena. Al punto tal que, el 14 de marzo, la mitad de los 210 pasajeros de un vuelo que regresaba de Hawaiian Airlines debió someterse a un aislamiento compulsivo. El 16 de marzo, después de un viaje a los Estados Unidos continentales, el gobernador Lolo Letalu Matalasi Moliga se impuso el auto-confinamiento como medida de precaución. Así buscó dar una señal de responsabilidad política ante los 55.000 habitantes de Samoa Americana. Una particularidad: como contraposición a su vecina Samoa, es el último lugar en el mundo en recibir el Año Nuevo. Caprichos de la interpretación de los Husos Horarios.




Estos son los países, reinos, micro-Estados, colonias y territorio donde el Coronavirus -según informan sus autoridades- aún no ha dicho presente. Hay quienes dudan de esa información porque señalan que algunos de ellos son gobernados por regímenes autoritarios que segregan la información en pos de la defensa de sus imágenes públicas o como simple actitud propagandística. También los interrogantes se plantean sobre la capacidad sanitaria que esos pequeños Estados tienen para testear que el COVID 19 no haya irrumpido entre sus ciudadanos. O sea, quienes ponen bajo sospecha a estos territorios señalan que no se trata de que no haya COVID 19 sino que no fueron reportados (por negligencia, por voluntad de engaño o por imposibilidad técnica). Sea cual fuera la situación, la realidad es que estos lugares son los únicos que no aparecen dentro de la enorme mancha de propagación del virus que se ha extendido en los mapamundi de las más prestigiosos centro de estudios. En eso, sólo en eso, se puede configurar a estos territorios como "oasis" sin Coronavirus.









Los últimos lugares donde apareció el COVID 19 en América A comienzo de abril, en territorio americano había sólo dos países que permanecían indemnes al Coronavirus COVID 19: por un lado Granada y, por el otro, San Cristóbal y Nieves.

En el caso de Granada, se trata de un pequeño país insular que integra el archipiélago de las Antillas Menores en el Mar Caribe, que es un Estado asociado a la corona británica por lo que su máxima autoridad en la Reina Isabel II y, a nivel local, la gobernadora Cecile Le Granade y el Primer Ministro Keith Mitchell. En Granada (o Grenada, tal su nombre en inglés, su idioma) viven 110.000 personas en tan solo 344 km2. Su condición de isla le sirvió para evitar que el COVID 19 llegue a sus tierras. Por lo menos hasta comienzos de abril.


Por su parte, San Cristóbal y Nieves es un país conformado por dos islas situadas en el Caribe que también forman parte de la Corona británica y es el Estado más pequeño del continente americano, no sólo por su tamaño (apenas 261 km2) como también por el número de habitantes (apenas 55.000 personas). Su capital y ciudad más poblada es Basseterre, en San Cristóbal. Ambas islas estaban separadas no sólo por el Estrecho de Narrows, sino también en materia política, hasta que se unieron en una federación y allí confluyeron sus dos nombres. Están al norte de las Antillas y esa aislación geográfica también parece haberla ayudado a que llegue tardíamente el COVID 19.







83 vistas

Suscripción al Newsletter

  • Instagram
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • YouTube