• MundoNews

La "venganza" animal

Actualizado: jul 15

En distintos lugares del mundo, incluso en grandes ciudades, aparecieron diversas especies que suelen huir por la presencia del hombre. La mayor tranquilidad en las calles desiertas y la necesidad de buscar alimentos sirvieron para ver postales únicas. La explicación del fenómeno por parte del Dr. Romero y la curiosa razón por la que los perros ladrán más.




El Hombre se retira, la naturaleza resurge. Ese simple teorema se pudo ver en los últimos meses, desde que la mitad de la Humanidad se encuentra en cuarentena por el Coronavirus y los seres humanos se recluyeron en sus hogares. Animales de distintas especies se han acercado a las grandes ciudades y transitado esas calles a las que no se podían ni asomar por la presencia de personas y sus costumbres.


Pumas en pleno centro de Santiago de Chile, Jabalíes en Madrid (España) o en París (Francia), peces en Venecia, Italia, entre muchas otras postales insólitas se pudieron ver desde que el COVID 19 obligó a miles de millones de ciudadanos de todo el Planeta a refugiarse en sus domicilios para evitar que el virus se siga propagando.


El menor tránsito, la menor circulación humana, la baja en la producción industrial y por ende la menor contaminación en agua, tierra y aire le flanquearon la posibilidad para que esos animales decidieran mudarse o hacer una visita por un rato a esos territorios llenos de cemento; algunos de ellos pudieron regresar a aquellas geografías que sus antepasados habían ocupado y a los que el Hombre expulsó. Incluso esas especies pudieron dejar atrás los temores que los seres humanos y su afán de destrucción le generan.





Así lo explica el prestigioso médico veterinario Juan Enrique Romero ante MundoNews: "Evidentemente lo que se llama 'retorno a la naturaleza' tiene que ver con que el Hombre se ha retirado de su ambiente habitual. Y al haber menos ruido, menos circulación: En definitiva, hay menos amenazas. El animal vive pensando en sobrevivir, el animal silvestre en particular piensa de esa manera. Y así retorna, por ejemplo, un jabalí al centro de Barcelona y en el mismo lugar, en el puerto, aparecen delfines. También en el puerto de Cagliari en Cerdena. O aparecen pavos reales caminando por Madrid..."






Y el "Doc Romero" lo grafica también en casos más cercanos: "Así aparecieron carpinchos en Nordelta, o los lobos marinos avanzando sobre el puerto de Mar Del Plata (y algunas cuadras más) en función de que ya no hay turistas ni tampoco salen barcos. Muchos de estos fenómenos no se veían desde hace 40 o 50 años y tiene mucho que ver con el cambio ambiental. Una cosa sorprendente del cambio ambiental es que se eliminan menos residuos pluviales y esto contamina menos el Río de la Plata y el Riachuelo porque se eliminan menos residuos industriales. De hecho, cambió el color del Riachuelo en 30 días, así que los famosos 1.000 días para sanearlo (como prometió la ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray) no eran tanto si es que se cumplían; lo cierto es que también aparecieron peces en la boca del Riachuelo".


Y este médico veterinario cuenta algo sorprendente: "Lo que a mí más me llamo la atención es que los perros ladran más que antes. ¿Y por qué ladrán más que antes? Porque al haber más silencio pueden oír desde lugares más lejanos a sus congéneres y les contestan. No pasan trenes, no pasan tantos colectivos, no pasan tantos autos por las autopistas. Y los que viven cerca de esos lugares, ladrán más y más tiempo, contestándoles a sus congéneres. Es un fenómeno que no hay que tomarlo a la ligera porque es un fenómeno que nos hace reflexionar; es un fenómeno que va a volver para atrás cuando volvamos a la vida cotidiana, pero yo siempre cuento una anécdota: una persona me consulta: 'tengo lagartijas en el jardín. ¿qué puedo hacer para sacarlas?'. Y yo le digo: 'pregúntele a la lagartija si quiere compartir el ambiente con usted ya que se lo hemos invadido'".






44 vistas

Suscripción al Newsletter

  • Instagram
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • YouTube