top of page
  • Foto del escritorMundoNews

El final más triste

Encontraron muerto a Ron Sherman, uno de los argentinos secuestrados por Hamás. El joven de 19 años estaba haciendo el Servicio Militar cuando lo raptaron. Era el sobrino del músico León Gieco. Cuál es la situación de los otros connacionales llevados por los terroristas.


Por Gabriel Michi




Fueron 69 días de desesperación. De angustia. Y también de esperanza. Una esperanza que se hizo añicos en las última horas tras conocerse la peor de las noticias. Ron Sherman, un joven israelí-argentino de apenas 19 años, fue encontrado muerto en Gaza. Era el sobrino del músico León Gieco y cuando fue secuestrado por Hamás, aquel siniestro 7 de octubre donde se suscitaron los ataques de los terroristas sobre Israel que dejaron 1.200 muertos, Ron estaba haciendo el Servicio Militar Obligatorio. De allí fue raptado y llevado a la Franja de Gaza. Ese día sólo llegó a intercambiar unos mensajes por WhastApp con su familia que se precipitaron abruptamente con un "Los amo, eso es todo, están aquí. Se acabó. Es mi final". Pese a esas palabras de despedida, la aparición de un video donde se veía cómo se llevaban al joven soldado -con cara aterrorizada junto a dos compañeros- ilusionó a su familia con la esperanza de encontrarlo con vida. Pero lamentablemente eso no ocurrió. 69 días después de su secuestro sus padres recibieron la peor noticia: las Fuerzas de Defensa de Israel encontraron su cuerpo en Gaza. Aún no trascendió si fue asesinado por Hamás o murió en los bomardeos israelíes que, según las autoridades locales, ya habrían ocasionado unos 18.000 fallecidos y 50.000 heridos.


La sede del Foro de Familias de Rehenes y Desaparecidas -que agrupó a los seres queridos de las 240 personas secuestradas aquel 7 de octubre- lamentó el asesinato de Ron Sherman: "Compartimos el profundo dolor de la familia Sherman. El sargento Ron Sherman, de 19 años, fue secuestrado por terroristas de Hamás desde su cama en una base militar y llevado a la Franja de Gaza. El papel de Ron en las FDI incluía coordinar con los empresarios de Gaza para ayudarlos a exportar bienes, apoyando así la economía de Gaza. Ron sufría de asma grave y Hamás lo filmó, vivo, cuando fue secuestrado en Gaza".


Por su parte, las FDI informaron oficialmente: "Los cuerpos de los rehenes CPL Nik Beizer, de 19 años, y SGT Ron Sherman, de 19 años, que fueron secuestrados por Hamas el 7 de octubre, fueron recuperados de Gaza durante la actividad operativa y devueltos a territorio israelí. Las FDI envían a las familias su más sentido pésame y seguirán apoyándolas. Nuestra misión nacional es localizar a los desaparecidos y devolver a todos los rehenes a casa".


Según trascendió, cerca del cuerpo de Ron se encontraron los cadáveres de Nick Beiser, que era chofer en un cuartel de policía, y de Elia Toledano de 28 años, que trabajaba como productora en el Festival Nova, la fiesta electrónica en Reims que fue el más letal de los escenarios de aquella masacre: allí Hamás asesinó a 300 personas. Los tres cuerpos fueron recuperados por los soldados de la Brigada 551 y la Unidad 504 de Inteligencia y a continuación identificados por el Instituto de Medicina de Israel.


A pocos días del secuestro, entrevisté junto al resto del equipo de C5N a Alex Sherman, el padre de Ron, quien dio un testimonio desgarrador de lo que estaban pasando. Aunque aún se ilusionaba con la aparición con vica de su hijo. Y nos dec+ía: "Ron, mi hijo, es un soldado de 19 años que hace el Servicio Militar Obligatorio. Él no es un soldado de combate. Y tiene una enfermedad que es asma. Lo pusieron como para trabajar con los árabes en la entrada a Gaza, porque él le daba los permisos para hacer su comercio, para que entren las mercaderías. Él es el que hablaba con los comerciantes, con los camioneros, y él daba los permisos. O sea que tenía un contacto diario con el público local. Los ayudaba a mantener una vida normal, a que su economía se desarrolle. Era parte de todo eso, para que la gente esté bien. No era un combatiente. No estaba combatiendo, al contrario. Eso es para que la gente sepa de quién es mi hijo".





- ¿Ron es lo que en Argentina llamábamos "colimba", un soldado que cumplía con el SMO. Es decir, no era un militar de carrera?

- No, él tenía una preparación muy básica, porque como era asmático no podía hacer mucho, pero aprendió un poco de árabe, le hicieron un entrenamiento militar muy básico, pero nada más que eso.


- ¿Y qué fue lo que pasó ese sábado 7 de octubre?

- Ese sábado a la mañana él estaba durmiendo, cuando empezó el bombardeo, y en ese entonces nos llamó. El teléfono nos despertó; estábamos mi mujer y yo, y empezamos en vivo a ver exactamente cómo se desarrolla todo, minuto a minuto. Nos empezó a decir que había muchas explosiones. Él pensaba que eran bombardeos, como siempre, pero era mucho más fuerte esta vez. Hasta que empezó a darse cuenta que había gente que estaba dentro de la Base, y que había tiros. Y empezó a escuchar también gritos, órdenes en árabe. Entonces, en ese momento le dice a la mamá: "acá hay de Hamás; están adentro de la base; no puedo hablar más; te llamo dentro de un segundito". Entonces él empezó a mandarnos WhatsApp. Ahí está todo escrito, es impresionante. Después, en los últimos momentos nos dice que están al lado de la puerta. "Es el final, terminé, es mi fin. Los quiero mucho". Y eso es todo. Y desconectó el teléfono. Así nos quedamos los dos en ese momento. Eran a la mañana las 7 y 12 minutos, lo tengo grabado eso. Y con mi mujer nos quedamos petrificados. No sabíamos qué hacer... encendimos la televisión y no había nada. Así que estábamos seguros que ya no teníamos más a nuestro hijo y no sabíamos qué hacer. Completamente desorientados y en shock. Después de unas horas recibimos por familiares este video que ustedes mostraron, que muestra paso a paso todo lo que hacen los terroristas desde el momento que bajan del coche, cómo ocupan la Base, matan a los otros soldados, desconectan todo lo que sea la electrónica que estaba ahí, y después muestran a mi hijo....


Alex describía ese momento en el que vio la filmación en que los terroristas se llevaban a su hijo como una mezcla de sensaciones porque vio el terror en el rostro de Ron pero también pudo observarlo con vida. Y así lo cuenta: "De repente lo veo a él, y a otros dos muchachos; a mi hijo se lo ve pálido como nunca lo vi; tenía terror en la cara. Ese no es mi hijo, yo sé lo que estaba sintiendo en esos momentos. Lo maltratan un poco, le empujan y se lo llevan, pero por lo menos sé que estaba vivo en ese momento. Entonces eso fue una información para mí con un valor increíble. Yo dije a mi mujer que por esa información hubiese vendido a mi casa, que me den esa información solamente, que está vivo. De ese momento hasta hoy día, hasta este momento, nadie sabe lo que pasa con él. Pero yo creo que si se llevan vivo a un soldado israelí (mi hijo también tiene nacionalidad argentina, pero eso nadie sabe), por algo es... si no lo mataron en el momento porque no estaba armado, seguro por algo es". Alex se ilusionaba en ese momento con que el hecho de que se llevaran a Ron con vida podría ser una puerta para la negociación y para recuperarlo con vida. Pero, lamentablemente, no fue así.



Ron y Alex Sherman con la camiseta argentina.

Alex es médico veterinario, igual que su mujer. Se instaló para vivir en Israel en el año 1975. Toda su vida está en ese país. Ron era el hijo mayor y tiene dos más, un varón de 17 y una chica de 15 años. La tía de Alex está casada con León Gieco, quien grabó un video conmovedor pidiendo por Ron y el resto de los secuestrados. "Con León tengo una conexión de WhatsApp muy íntima. Lo conozco desde muy joven. Así que lo quiero mucho como persona. Y me enseña a tocar la guitarra, y me pasa música. Es algo muy íntimo, muy de familia. Espero que no le haga problemas todo eso, porque no quiero meterlo en líos a él, pero es una persona excelente. Y mi tía también está siempre con nosotros", contó Alex.


El papá de Ron lo describía como "un chico que era la alegría de las reuniones, muy afable, ¿no? No sé si ven su cara en el video. Es grandote, es fuerte, pero es muy cálido, es muy atractivo y es como siempre era él. Sí, él pegaba a la gente alrededor suyo. Y eso también lo entendí de sus oficiales, que vinieron y con los que estuve en contacto después de lo que pasó. Yo les pedí que me digan quién es Ron, cómo ellos los conocen. Y ellos me dijeron qué persona es. Muy querido, muy apreciado, siempre alegre y rodeado de gente. Muy positivo. Tiene una novia nueva con la que ya viajó a Europa y ella también está haciendo todo lo que puede por las redes sociales para traerlo. Es Muy triste lo que está pasando".


En ese contexto, Alex Sherman se ilusionaba con la posibilidad de que un intercambio de rehenes traiga de nuevo a su hijo a casa: "Ron es una persona importante para hacer un intercambio de rehenes. Porque es soldado. Es soldado. O sea que hay diferencias en el suicidio civil. Me imagino que las cosas serían un poquito más difíciles. Es un soldado, pero es asmático y tiene nacionalidad argentina. Yo digo, a lo mejor eso puede ayudarlo un poco para una prioridad, para que alguien luche por él. A lo mejor eso, para que salga antes, para que no lo dejen en esas condiciones a un hombre enfermo, un joven que padece una enfermedad". Hoy, 69 días después de aquel brutal 7 de octubre y con el trágico final a la vista, las palabras y las esperanzas de ese padre se desvanecen y se instalan como un puñal en corazón den todos.



LA SITUACION DE LOS OTROS ARGENTINOS SECUESTRADOS


La noticia de la muerte de Ron Sherman golpea al corazón de todos no sólo por el terrible sufrimiento de su familia sino porque hasta ahora la devolución de 9 rehenes (mujeres y niños) argentinas con vida y en buen estado de salud había ilusionado a las familias de los 12 connacionales que aún esperan que Hamás libere a sus seres queridos. Esas 9 personas que pudieron volver a Israel fueron parte del intercambio de prisioneros entre los terroristas y ese país, con la mediación de Qatar, Egipto y los EE.UU. Las liberadas fueron Ofelia Feler de Roitman (77), cuya historia contó MundoNews en la nota "El esperado regreso de Ofelia"; Gabriela Leimberg (59) y su hija Mía (17) que fueron secuestradas en el kibutz Nir Yitzhak, y Clara Marman (63) que vivía en ese kibutz pero que fue sustraída de Nir Oz, como Ofelia. También pudieron volver con sus familias la cordobesa Karina Engelbert y sus hijas Mika y Yuval; Danielle Aloni y su hija Emilia; la hermana de Danielle, Sharon Aloni-Cunio junto a sus hijas gemelas de 3 años Emma y Yuli.  Y Adina Moshe, una abuela de 72 años que fue secuestrada por Hamás después de que asesinaron a su marido y a ella se la llevaron en una moto. Adina tiene familia en Argentina. MundoNews narró gran parte de esos reencuentros en la nota "Secuestrados: un largo y sinuoso camino a casa".



La argentina Karina Engelbert y sus hijas Mika y Yuval fueron liberadas ahora, como también Sharon, Emma y Yuli Aloni Cunio . De esta misma familia -con parientes en el país-Hamás devolvió a Danielle Aloni y su hija Emilia.


Sin embargo, todavía falta que Hamás devuelva a 11 argentinos, entre ellos los hermanos Iair y Eitan Horn, llevados desde el kibutz de Nir Oz, como también Ariel y David Cunio. Otro caso que conmueve es el de la familia Silberman Bibas: están raptados el bebé Kfir Bibas (de apenas 10 meses, el rehen más pequeño), su hermano Ariel, de cuatro años, y su mamá Shiri Silberman Bibas (35), que Hamas filmó cuando eran arrebatados también de Nir Oz, el kibutz de donde secuestraron a la mitad de los argentinos. Esa familia multiplica su tragedia porque también fueron secuestradios Yarden Bibas, esposo de Shiri y papá de Kfir y Ariel. Y porque Hamás hizo circular la versión que por un bombardeo israelí murieron la madre y los dos niños, algo que no fue confirmado oficialmente. En ese ataque a Nir Oz, murieron el argentino José Luis Silberman y su esposa peruana Marguit Schneider, padres de Shiri.  Allí también Hamás asesinó a Abi Korin, cuyo padre es el director de Cultura de la AMIA.


En tanto, otras ausencias vinculadas con la Argentina, son la de los argentinos Fernando Marman y Luis Hartenstein, quienes había ido a visitar a la hoy liberada Clara Marman. Eso Ocurrió en el kibutz de Nir Yitzhak, de donde también se llevaron a Lior Rudaeff, encargado de seguridad del predio. Esos 11 argentinos que aún faltan forman parte de los 137 rehenes que Hamás no entregó.



EL VIDEO DEL TÍO LEÓN


León Gieco, uno de los músicos más comprometidos de la Argentina, es tío del papá de Ron Sherman. Y publicó un video en el que decía: "Soy León Gieco y como músico comprometido desde siempre con la paz y hoy abrumado por la situación extrema en Medio Oriente, por la ceguera y dureza de los políticos y estos actos de terror, donde las víctimas siempre son los pueblos, tanto palestinos como israelíes, siempre los pueblos". Y continuó: "Pido por una salida pacífica en este conflicto milenario y cruel, pido por el regreso de todos los rehenes a sus lugares y en mi caso particular pido por la vuelta de mi sobrino Ron Sherman, por el amor que nos une como familia y por el amor universal que no debe morir jamás". Luego coronó ese pedido con unas estrofas de ese himno que se llama "Sólo le pido a Dios". Lamentablemente, todo fue en vano.






ความคิดเห็น


bottom of page