top of page
  • MundoNews

Los mercaderes de la muerte

Los fabricantes de armas alcanzan cifras de ventas récord. En 2021, cuando aún la guerra Rusia-Ucrania no se había desatado, el negocio de las 100 empresas más importantes alcanzó cifras nunca vistas: más de 592 mil millones de dólares. Es de esperar que ahora ese número sea mucho mayor. EE.UU. es el principal productor y exportador del Mundo.


Por Gabriel Michi



Hay algunos para los que la desgracia ajena es un negocio. Aunque esa desgracia sea colectiva e implique millones de vidas que se pierden. Son los mercaderes de la muerte. Y, pese al evidente daño que provocan, sus números ascienden año a año. Los fabricantes de armas se nutren de lo que para el resto de la Humanidad suelen ser tragedias. Lucran con el dolor. Y el miedo. Y no hay nada que los frene. Sólo resta mirar algunos datos: en 2021, cuando aún no se había desatado la guerra por la invasión de Rusia a Ucrania, quienes producen armamentos superaron los récord en la venta de estos instrumentos de muerte.


Según el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI), el 2021 se convirtió en el séptimo año consecutivo de crecimiento en las ventas de armas en el Mundo. Y las 100 mayores empresas del sector alcanzaron la cifra récord de 592.000 millones de dólares. Eso representa un aumento del 2% interanual con respecto a 2020. Y la proyección es que seguirá en ascenso. Según el investigador Nan Tian: "Sin duda, la demanda aumentará más en los próximos años. Aún no estamos seguros de cuánto, porque hay dos factores que influyen en la demanda. Uno es, por supuesto, el reabastecimiento de las reservas agotadas que los europeos y Estados Unidos han estado dando básicamente a Ucrania. Así que necesitan reponer sus reservas agotadas, como los misiles Javelin que creo que Estados Unidos ha estado enviando por cientos de miles".


La principal potencia del planeta protagoniza casi un 39% de las ventas internacionales totales de armamento que se concretó entre 2017 y 2021. Eso representa que su peso específico en esa industria va en ascenso: entre 2012 y 2016 EE.UU. había vendido el 32% de las armas. La comparación no deja margen a dudas: la proporción del mercado que maneja a escala planetaria duplica las del segundo mayor exportador que es Rusia, cuya participación en esa torta ha ido disminuyendo (entre 2017 y 2021 los rusos concentraron el 18% del volumen total de armas exportadas a nivel global, cuando antes era del 24%).


"Estados Unidos es, con amplia diferencia, el mayor fabricante de armas del Mundo. Tiene las mayores exportaciones de armas, el mayor ejército y, por tanto, la mayor industria armamentística. Las cinco mayores empresas armamentísticas del planeta tienen sede en Estados Unidos. Está muy por encima del resto", explica Nan Tian.


Ahora, como una paradoja del destino, las consecuencias de la guerra Rusia-Ucrania pueden perjudicar a esta industria de la muerte. ¿Por qué? Básicamente porque la crisis energética desatada y los cortes de suministros pueden afectar a su producción y generar también un cuello de botella porque por la misma guerra hay más demanda de armamentos a la que no podrían responder.



Así como las cinco empresas más grandes en la producción de armas están asentadas en los EEE.UU. y éste es el máximo exportador del globo, hay otras potencias que también se alistan en la nómina: la mencionada Rusia (18,6%), Francia (10,6%), China (4,6%), Alemania (4,5%), Italia (3,1%), Reino Unido (2,9%), Corea del Sur (2,8%) y España (2,5%) son las 9 naciones que más armamentos venden a otros países, concentrando casi el 90% del mercado.


En cuanto a los clientes que compran esas armas se están notando algunos cambios: Mientras disminuyen las compras de armamentos en regiones como América, África, Asia y Oceanía, Europa registró el mayor crecimiento en importaciones de armas. Y eso tendría su explicación en cómo aumentaron las tensiones entre la UE y Rusia, clima que luego explotó del todo y se cristalizó con la invasión rusa a Ucrania.



Principales importadores de armas entre 2017 y 2021.

Sin embargo, individualmente y por razones que tienen que ver también por las tensiones regionales en las que están sumergidos, con potenciales enemigos del otro lado de sus fronteras -además de sus propias complejidades internas-, India y Arabia Saudita encabezan la lista de principales importadores de armamentos. Le siguen Egipto, Australia, China, Qatar, Corea del Sur, Pakistán, Emiratos Árabes Unidos y Japón. Algunas de esas naciones aprovechan ciertas bonanzas económicas que están atravesando para nutrirse de armas en el mercado internacional.


EE.UU. no es sólo el principal exportador mundial de armamentos. También tiene un mercado interno feroz en la materia. Y que se refleja, lamentablemente, en la "epidemia" de matanzas masivas que se desatan a diario. Y las más dolorosas que se dan en las escuelas. El dato de que en la principal potencia del mundo, que tiene menos del 4% de la población mundial, esté concentrado el 48% de las armas en manos de civiles de todo el planeta y que haya más de un arma por habitante (casi 400 millones para 330 millones de personas) habla de la gravedad del problema. Y de cómo esa fascinación por los armamentos se traduce en algo letal. Pero a los fabricantes de estos instrumentos del dolor no parece preocuparle. Al contrario. Lucran con eso. Se enriquecen. En definitiva ellos son los mercaderes de la muerte.


42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page