• MundoNews

COVID 19: La realidad argentina

Actualizado: 6 de may de 2020

Cómo fue la evolución diaria de los contagios, las muertes y los casos de pacientes recuperados en el país. La importancia del aislamiento, clave para que no crezca tanto.


Por Gabriel Michi




El 3 de marzo llegó a la Argentina la confirmación de la noticia más temida: aparecía el primer caso positivo de Coronavirus COVID 19. La novedad corrió velozmente por todas las redacciones de los medios y pronto salió a la luz. Se trataba de un hombre de 43 años que había llegado de Italia pocos días antes y que estaba internado en Buenos Aires en la Clínica Suizo Argentina, para luego ser trasladado al Instituto Agote. Diez día después fue dado de alta. A partir de allí, comenzaría la carrera contrareloj para evitar que se den situaciones tan complejas como las que se veían en Italia o España. Durante tres días, no hubo un nuevo caso. Recién el 6 de marzo apareció el segundo. Y el 7 de marzo llegó la noticia más triste: se conoció la primera muerte en el país. Se trató de Guillermo Gómez, un hombre de 64 años que tenía varias enfermedades previas y que había llegado desde Francia. Estaba internado en el Hospital Argerich, de la Ciudad de Buenos Aires. La vorágine del virus que jaquea al Mundo ya se había puesto en marcha. Y la cantidad de casos aumentaría diariamente, aunque a un ritmo menor de lo que se estimaba y de lo que se vio en otros países. Un mes después, el 3 de abril, había 1.300 contagiados, 39 muertos y 266 recuperados. Y, habiendo pasado 40 días, para el 12 de abril los casos totales registrados eran 2.208, los fallecidos 97, lo sanados 515 y los casos activos 1.598. No se había dado el famoso crecimiento exponencial que tanto asustaba.



Pareciera, por lo menos hasta el momento, que las medidas dispuestas por el Gobierno nacional habrían dado sus frutos. Quizás el hecho de que esas medidas se hayan tomado con anticipación a lo que hicieron otros países, fue clave en ese sentido. De hecho, habían pasado apenas 13 días desde el primer caso y nueve desde la primera muerte, cuando Alberto Fernández dispuso que se suspendan las clases en todos los niveles de la educación: preescolar, primaria, secundaria y universitaria. Fue el 16 de marzo. Y cuatro días después, el 20 de marzo, comenzó a regir el "Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio", donde sólo se permitió la circulación de aquellos servicios considerados esenciales.


Como se menciona en la nota de MundoNews "El Mundo en cuarentena", cuando se dispuso el aislamiento (primero del 20 al 31 de marzo, que luego fue extendido hasta el 13 de abril y luego prorrogado hasta el 26 del mismo mes) en la Argentina existían 128 casos de contagio y 3 muertos. Y sólo habían pasado 17 días desde la confirmación del primer caso positivo de COVID 19 en el país.


En España, cuando se llegó al confinamiento ya había 6.332 casos y 193 personas fallecidas. Y habían pasado 43 días desde el primer paciente confirmado con COVID 19. Y en Italia se dictaminó la cuarentena de todo el país recién a partir del 8 de marzo, cuando contaban con 7.375 contagios y 366 personas muertas. Y tras 37 días desde los dos primeros casos confirmados de Coronavirus en Roma.


El 31 de marzo, cuando el gobierno argentino decidió prorrogar la cuarentena por otras dos semanas (hasta el 13